Buscar este blog

viernes, 26 de septiembre de 2014

Radio Saudade: Cuerpo docente

Posted by violeta 10:03, under | No comments

Radio Saudade: Cuerpo docente:

Cuerpo docente
Bien sabía él que la iba a echar de menos
pero no hasta qué punto iba a sentirse deshabitado
no ya como un veterano de la nostalgia
sino como un mero aprendiz de la soledad

es claro que la civilizada preventiva cordura
todo lo entiende y sabe que un holocausto
puede ser ardua pero real prueba de amor
si no hay permiso para lo imposible

en cambio al cuerpo
como no es razonable sino delirante
al pobrecito cuerpo
que no es circunspecto sino imprudente
no le van ni le vienen esos vaivenes
no le importa lo meritorio de su tristeza
sino sencillamente su tristeza

al despoblado desértico desvalido cuerpo
le importa el cuerpo ausente o sea le importa
el despoblado desértico desvalido cuerpo ausente
y si bien el recuerdo enumera con fidelidad
los datos más recientes o más nobles
no por eso los suple o los reemplaza
más bien le nutre el desconsuelo

bien sabía él que la iba a echar de menos
lo que no sabía era hasta qué punto
su propio cuerpo iba a renegar de la cordura

y sin embargo cuando fue capaz
de entender esa dulce blasfemia
supo también que su cuerpo era
su único y genuino portavoz.

Mario Benedetti - Poemas de Otros. 

viernes, 19 de septiembre de 2014

Radio Saudade: Intramuros

Posted by violeta 18:49, under | No comments

Radio Saudade: Intramuros:

Intramuros

 Esta noche estoy solo. Mi compañero (algún día sabrás el nombre) está en la enfermería. Es buena gente, pero de vez en cuando no viene mal estar solo. Puedo reflexionar mejor. No necesito armar un biombo para pensar en vos. Dirás que cuatro años, cinco meses y catorce días son demasiado tiempo para reflexionar. Y es cierto. Pero no son demasiado tiempo para pensar en vos. Aprovecho para escribirte porque hay luna. Y la luna siempre me tranquiliza, es como un bálsamo. Además ilumina, así sea precariamente, el papel, y esto tiene su importancia porque a esta hora no tenemos luz eléctrica. En los dos primeros años ni siquiera tenía luna, así que no me quejo. Siempre hay alguien que está peor, como concluía Esopo. Y hasta peorísimo, como concluyo yo.
 Es curioso. Cuando uno está afuera e imagina que, por una razón o por otra, puede pasar varios años entre cuatro paredes, piensa que no aguantaría, que eso sería sencillamente insoportable. No obstante, es soportable, ya se ve. Al menos yo lo he soportado. No niego haber pasado momentos de desesperación, además de aquellos en que la desesperación incluye sufrimiento físico. Pero ahora me refiero a la desesperación pura, cuando uno empieza a calcular, y el resultado es esta jornada de clausura, multiplicada por miles de días. No obstante, el cuerpo es mas adaptable que el ánimo. El cuerpo es el primero que se acostumbra a los nuevos horarios, a sus nuevas posturas, al nuevo ritmo de sus necesidades, a sus nuevos cansancios, a sus nuevos descansos, a su nuevo hacer y a su nuevo no hacer. Si tenés un compañero, lo podés medir al principio como a un intruso. Pero de a poco se va convirtiendo en interlocutor. El de ahora es el octavo. Creo que con todos me he llevado bastante bien. Lo bravo es cuando las desesperaciones no coinciden, y el otro te contagia la suya, o vos le contagiás la tuya. O también puede ocurrir que uno de los dos se oponga resueltamente al contagio y esa resistencia origine un choque verbal, un enfrentamiento, y en esos casos justamente la condición de clausura ayuda poco, mas bien exacerba los ánimos, le hace a uno (y al otro) pronunciar agravios, y, algunas veces, hasta decir cosas irreparables que enseguida agudizan su significado por el mero hecho de que la presencia del otro es obligatoria y por lo tanto inevitable. Y si la situación se pone tan dura que los dos ocupantes del lugarcito no se dirijan la palabra, entonces tal compañía, embarazosa y tensa, lo deteriora a uno mucho más, y más rápidamente, que una soledad total. Por suerte, en este ya largo historial, tuve un solo capítulo de este estilo, y duró poco. Estábamos tan podridos de ese silencio a dos voces, que una tarde nos miramos y casi simultaneamente empezamos a hablar. Después fue fácil.
 Hace aproximadamente dos meses que no tengo noticias tuyas. No te pregunto que pasa porque sé lo que pasa. Y lo que no. Dicen que dentro de una semana todo se regulizará otra vez. Ojalá. No sabes lo importante que es una carta para cualquiera de nosotros. Cuando hay recreo y salimos, de inmediato se sabe quiénes recibieron cartas y quiénes no. Hay una extraña iluminación en los rostros de los primeros, aunque muchas veces traten de ocultar su alegría para no entristecer más a los que no tuvieron esa suerte. En estas últimas semanas, por razones obvias, todos estábamos con caras largas, y eso tampoco es bueno. De modo que no tengo respuesta a ninguna pregunta tuya, sencillamente porque carezco de tus preguntas. Pero yo sí tengo preguntas. No las que vos ya sabés sin necesidad de que te las haga, y que, dicho sea de paso, no me gusta hacerte para no tentarte a que alguna vez (en broma, o lo que sería muchísimo más grave, en serio) me digas: "Ya no." Simplemente quería preguntarte por el Viejo. Hace mucho que no me escribe. Y en este caso tengo la impresión de que no hay ninguna otra causa para la no recepción de cartas. Sólo que hace mucho que no me escribe. Y no sé por qué. Repaso a veces (sólo mentalmente, claro), lo que recuerdo haberle escrito en algunos de mis breves mensajes, pero no creo que haya habido en ellos nada que lo hiriera. ¿Lo ves a menudo? Otra pregunta: ¿cómo le va a Beatriz en la escuela? En su última cartita me pareció notar cierta ambigüedad en sus datos. ¿Te das cuenta de que te extraño? Pese a mi capacidad de adaptación, que no es poca, ésta es una de las faltas a las que ni mi ánimo ni mi cuerpo se han acostumbrado. Al menos, hasta hoy. ¿Llegaré a habituarme? No lo creo. ¿Vos te habituaste?
Mario Benedetti - Primavera con una esquina rota.






Depeche Mode - I feel you - subtitulado al Castellano

Posted by violeta 17:58, under | No comments

SOLAMENTE ENTRE TU Y YO: RELOJES QUIETOS ORNADOS DE AUSENCIA / Poesía de ...

Posted by violeta 15:26, under | No comments

RELOJES QUIETOS ORNADOS DE AUSENCIA / Poesía de José I. Restrepo

CALOR DE NOSTALGIAS

de zenn

A esta hora,
cuando la extrañeza de ti,
este habitáculo de fibras tensas y emociones arcaicas
se ve recorrido sin reparo
por la explícita noción de tu ausencia,
cada breve pulsión,
cada gemido erosivo
que poco a poco se convierte
en pulsación,
en pensamiento
o en respiro,
se va llenando sin más que de tu nombre,
luces sesgadas,
brillos precedidos de temblores
de nostalgias recargadas embistiendo,
porque no están tus manos
bautizando el sudor de mis poros,
porque no son tus ojos
los pequeños oscuros espejos
donde se busca hasta perderse mi reflejo…

dreaming

A esta hora
reverbera la soledad,
en el crispado canto de los grillos
que mide noche a noche el rol del tiempo,
todo el zaguán alargado de mi cuerpo
se ha puesto a recordarte, mujer,
todo tu ayer suspendido entre maderas y linos,
entre guardado con vigor en las paredes
y un poco también en esta caja de pino
donde venía dulce de guayaba
y allí tu azúcar decidió quedarse
para abrocharse sin más
en los túneles hondos de mi boca,
ha decidido que el lugar de origen
donde su nombre adquirió significado
es donde nace mi voz que se persigna temprano
creyendo verte otra vez,
amando el sendero que en mi piel
ayer como al descuido
dejó el bendito recorrido de tu mano…

JOSÉ IGNACIO RESTREPO Copyright ©
• Reservados todos los derechos de autor

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Radio Saudade: Hombre que mira un rostro en un álbum

Posted by violeta 10:48, under | No comments

Radio Saudade: Hombre que mira un rostro en un álbum:

.

Hombre que mira un rostro en un álbum

Hacía mucho que no encontraba a esta mujer
de la que conozco detalladamente el cuerpo
y creía conocer aproximadamente el alma

pasado no es presente
eso está claro
pero de cualquier manera hay conmemoraciones
que es bueno revivir

donde hubo fuego
caricias quedan

de pronto ella emerge del susurro evocante
y en voz alta sostiene
que los obreros entienden muy poco
que el pueblo en el fondo es más bien cobarde
que los jóvenes no van a cambiar el mundo
que la violencia bah
que la violencia ufa
que el confort lo alcanza quien lo busca

sólo entonces lo advierto
no me importa que hable en voz alta
mejor dicho no quiero que regrese al susurro

es apenas un rostro en un álbum
y ahora es fácil
                        dar vuelta la hoja.

Mario Benedetti







martes, 16 de septiembre de 2014

Isabel Patton - Patrick Amor Mio.mov

Posted by violeta 17:30, under | No comments

Chayanne - Atado A Tu Amor

Posted by violeta 17:28, under | No comments

CHAYANNE - TAL VEZ ES AMOR

Posted by violeta 17:26, under | No comments

Tags

FOLW ME

Social

videos- poemeas- noticias- homenajes

Etiquetas