Buscar este blog

viernes, 30 de marzo de 2012

Laura Pausini - Bienvenido (videoclip)

Posted by violeta 21:10, under | No comments

BACH J.S. - Piano Concerto N. 1 in REm BWV 1052 - Piano: J.P.Pommier (ol...

Posted by violeta 20:49, under | No comments

Gustavo Dudamel - Mambos

Posted by violeta 20:31, under | No comments

jueves, 29 de marzo de 2012

Impuesto al valor agregado

Posted by violeta 8:40, under | No comments

Impuesto al valor agregado


El impuesto global

El amor que pasa, la vida que pesa, la muerte que pisa.
Hay dolores inevitables, y así es nomás, y ni modo. Pero las autoridades planetarias agregan dolor al dolor, y encima nos cobran ese favor que nos hacen.
En dinero contante y sonante pagamos, cada día, el impuesto al valor agregado. En desdicha constante y sonante pagamos, cada día, el impuesto del dolor agregado.
El dolor agregado se disfraza de fatalidad del destino, como si fuera la misma cosa la angustia que nace de la fugacidad de la vida y la angustia que nace de la fugacidad del empleo.
Espejos: una historia casi universal
Like This!

Estás obligado a ser jodedor o jodido, mentidor o mentido. Tiempo del qué me importa, el qué le vas a hacer, el no te metás, el sálvese quien pueda. Tiempo de los tramposos: la producción no rinde, la creación no sirve, el trabajo no vale.

sábado, 24 de marzo de 2012

nicola di bari - por ejemplo - YouTube

Posted by violeta 22:10, under | No comments

nicola di bari - por ejemplo - YouTube
 http://youtu.be/NYtWXvL3UWM

La mejor canción romántica (los que alguna vez han sufrido por amor) - YouTube

Posted by violeta 21:36, under | No comments

La mejor canción romántica (los que alguna vez han sufrido por amor) - YouTube
 <iframe width="560" height="315" src="http://www.youtube.com/embed/F0rwOsAteXM" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Pablo Alboran - Solamente Tú - YouTube

Posted by violeta 21:28, under | No comments

Pablo Alboran - Solamente Tú - YouTube
 <iframe width="560" height="315" src="http://www.youtube.com/embed/F0rwOsAteXM" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Miami, American Airlines Arena - Metamorfosis World Tour

Posted by violeta 21:18, under | No comments

Miradas de la Patriagrande!: El amenazado

Posted by violeta 20:49, under | No comments

Miradas de la Patriagrande!: El amenazado: Es el amor. Tendré que ocultarme o que huir. Crecen los muros de su cárcel, como en un sueño atroz. La hermosa máscara ha cambiado, pero c...

El amenazado

Es el amor. Tendré que ocultarme o que huir.
Crecen los muros de su cárcel, como en un sueño atroz. La
hermosa máscara ha cambiado, pero como siempre es la única.
¿De qué me servirán mis talismanes: el ejercicio de las letras,
la vaga erudición, el aprendizaje de las palabras que usó el
áspero Norte para cantar sus mares y sus espadas, la serena
amistad, las galerías de la Biblioteca, las cosas comunes, los
hábitos, el joven amor de mi madre, la sombra militar de mis
muertos, la noche intemporal, el sabor del sueño?
Estar contigo o no estar contigo es la medida de mi tiempo.
Ya el cántaro se quiebra sobre la fuente, ya el hombre se
levanta a la voz del ave, ya se han oscurecido los que miran
por las ventanas, pero la sombra no ha traído la paz.
Es, ya lo sé, el amor: la ansiedad y el alivio de oír tu voz,
la espera y la memoria, el horror de vivir en lo sucesivo.
Es el amor con sus mitología, con sus pequeñas magias inútiles.
Hay una esquina por la que no me atrevo a pasar.
Ya los ejércitos me cercan, las hordas.
(Esta habitación es irreal; ella no la ha visto.)
El nombre de una mujer me delata.
Me duele una mujer en todo el cuerpo.


Sólo me queda el goce de estar triste,
esa vana costumbre que me inclina
al Sur, a cierta puerta, a cierta esquina.

Tina: Live! - Help - YouTube

Posted by violeta 20:01, under | No comments

Tina: Live! - Help - YouTube
 <iframe width="560" height="315" src="http://www.youtube.com/embed/UIHhqEnt7Po" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

UN PACTO PARA VIVIR-LEON GIECO - YouTube

Posted by violeta 8:32, under | No comments

UN PACTO PARA VIVIR-LEON GIECO - YouTube
http://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=G0_zBPonYFI

viernes, 23 de marzo de 2012

SERRAT CADA LOCO CON SU TEMA 1989 - YouTube

Posted by violeta 13:50, under | 1 comment

SERRAT CADA LOCO CON SU TEMA 1989 - YouTube
 http://youtu.be/_llQ3pHkJAo

Calling You (Bagdad Cafe) - Jevetta Steele (ESPAÑOL) - YouTube

Posted by violeta 13:24, under | No comments

Calling You (Bagdad Cafe) - Jevetta Steele (ESPAÑOL) - YouTube
 <iframe width="560" height="315" src="http://www.youtube.com/embed/cvPz5vV7M8w" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

jueves, 22 de marzo de 2012

SOLAMENTE ENTRE TU Y YO: POR SER ALGO TUYO... / Poesía de José Ignacio Restrepo

Posted by violeta 13:21, under | 1 comment

SOLAMENTE ENTRE TU Y YO: POR SER ALGO TUYO... / Poesía de José Ignacio Restrepo

lunes 19 de marzo de 2012


POR SER ALGO TUYO... / Poesía de José Ignacio Restrepo

Y MÁS...
Que soy yo sino una hebra de tu carne
que hace tanto cocida te acompaña,
el alazán que corre cada tarde
a levantar el rejo que te llegue
a la mitad del medio de la hondura,
donde tiembla desde siempre la premura,
de tu llagado corazón que arde,
como llanura dispuesta a que la siembra
renueve esas químicas astrales,
de las que te sabes apenas una funda,
igual que yo me sé tan solo un sable...
Tengo tu voz grabada entre mis carnes,
a cada rato brotas en murmullos
soliloquios mensajeros inquietantes,
que me avisan que te espere
que no tardas,
entre abro los ojos y medito
en esta novedad que se repite,
como soy de este juego caro ágape,
mientras tu como océano te abates
sobre mis olas, concéntricas corrientes,
de todos los azules y los sepias,
que cada cierto albur
 rojos se vuelven...
Y entonces dame
dame más, dame todo,
dame y dame,
que yo te espero en todos los instantes
para que sea la fiesta enfebrecida
la que destine azar a nuestros nombres
y nos traiga entre el circo a los payasos,
al funámbulo aterido por el hielo,
a la mujer barbada,
al hombre araña,
para que hagan sus suertes 
frente al porche,
diremos que no somos diferentes
artistas de la luz y del ocaso,
que solo tienen la piel por herramienta
y la sed de utilizarla cual maestra,
que nos dice al oído sin remedio:
- Sentid, acaso sea tarde para todo,
y no quede mañana que salvar,
tomaros de las manos y los ojos,
y daos todo ahora que no hay más -


JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

Agua | Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura

Posted by violeta 5:49, under | No comments

Agua | Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura

Acerca del Día Mundial del Agua

La Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó el 22 de diciembre de 1993 la resolución A/RES/47/193 por la que el 22 de marzo de cada año fue declarado Día Mundial del Agua, a celebrarse a partir de 1993, en conformidad con las recomendaciones de la Conferencia de la Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo contenidas en el Capítulo 18 (Recursos de Agua Dulce) de la Agenda 21. Se invitó entonces a los diferentes Estados a consagrar este día, en el marco del contexto nacional, a la celebración de actividades concretas como el fomento de la conciencia publica a través de la producción y difusión de documentales y la organización de conferencias, mesas redondas, seminarios y exposiciones relacionadas con la conservación y desarrollo de los recursos hídricos así como con la puesta en práctica de las recomendaciones de la Agenda 21.

Día Mundial del Agua 2012

Día Mundial del Agua 2011


Agua para las ciudades: respondiendo al desafío urbano

miércoles, 21 de marzo de 2012

nino-astronauta

Posted by violeta 8:48, under | No comments

El deseo y el mundo*

  ¿Cuántos días han transcurrido? ¿Cuántos meses? Una noche se descubre que llevar la cuenta es peor. Antes, antes. Gustavo mira sin ver. Abolir el tiempo. Volver atrás. Quedarme, Carmen, quedarme en vos. Yo creía, Carmen, que no ibas a terminarte nunca. Te apreté la mano y la mano latía, estaba viva como un pájaro. Antes, antes de todo. Y las estrellas, papá, ¿qué hacen durante el día? ¿Por qué ponieron mosquitos en el Arca de Noé? ¿Por qué mamá murió? Dos perros rodaban mordiéndose por los médanos y Gustavo ya había estado preso, no dormía en la casa, tres veces habían venido a revolver las cosas unos tipos de uniforme, estaban armados como los que trabajan en la tele, esos de la serial de “Combate”, daban vuelta la casa y Tavito los miraba sin pestañear y sin abrir la boca, clavado contra la pared; el cuerpo le temblaba hasta los dedos de los pies. Gustavo le había dicho: hay tantas cosas que tendrás que descubrir, Tavito. Las cosas invisibles, las difíciles, la brecha que te espera entre el deseo y el mundo: apretarás los dientes, resistirás, nunca pedirás nada. No, no se vive para ganarle a nadie, Tavito. Se vive para darse.
  Tavito señala, con el mentón, a los soldados.
  -Y estos, ¿no saben cuándo vas a volver?
  -Tampoco saben.
  Darse. Pero, ¿y él? ¿Tengo derecho?, se pregunta, ahora, Gustavo. Y él, ¿qué culpa tiene? He elegido por él sin consultarlo. ¿Me odiará alguna vez? Gustavo lo ve aproximarse a uno de los soldados. Tavito le habla, el soldado se encoge de hombros y luego le acerca una mano para acariciarle la cabeza. Tavito pega un brinco, como si la mano del soldado estuviera electrizada.
  ¿Tengo derecho? He decidido por él. ¿Había otra manera? Gustavo mira a los costados, a los compañeros, rostro por rostro, los hombres con quienes comparte la comida y la pena y las palabras de aliento que se pasan unos a otros, como el mate, de boca en boca. El tiempo de ahora y el tiempo de después. Alguien le arroja, desde el otro extremo de la fila un paquete de cigarrillos. Gustavo lo caza al vuelo. Y entonces Tavito dice:
  -No te preocupes.
  Dice:
  -Cuando yo sea astronauta, nos vamos a ir a la luna o nos vamos a ir a pescar.
Vagamundo y otros relatos.
*Fragmento
Yo no quiero morirme nunca, porque quiero jugar siempre...
Yo no quiero morirme nunca, porque quiero jugar siempre...

sábado, 17 de marzo de 2012

Franco Simone - Mi Esplodevi Nella Mente (1973)

Posted by violeta 22:09, under | No comments

Franco Simone - Paisaje

Posted by violeta 20:53, under | No comments

TU E COSI ' SIA - Franco Simone

Posted by violeta 20:47, under | No comments

Ricky Martin - Te Extraño, Te Olvido, Te Amo (17)

Posted by violeta 18:18, under | No comments

Schumann: Cello Concerto / Moser · Mehta · Berliner Philharmoniker

Posted by violeta 17:16, under | No comments

Mariah Carey Heroe (Spanish Version of Hero) & Lyrics

Posted by violeta 15:13, under | No comments

miércoles, 14 de marzo de 2012

ALFREDO ZITARROSA. Doña Soledad.

Posted by violeta 22:28, under | No comments

Nina Simone- I Put Spell On You

Posted by violeta 21:09, under | No comments

Alfredo Zitarrosa - Explicación de mi Amor

Posted by violeta 20:10, under | No comments

Alfredo Zitarrosa - Si te vas

Posted by violeta 19:50, under | No comments

lunes, 12 de marzo de 2012

SOLAMENTE ENTRE TU Y YO: DAR LAS GRACIAS... / Poesía de José Ignacio Restre...

Posted by violeta 13:13, under | No comments

SOLAMENTE ENTRE TU Y YO: DAR LAS GRACIAS... / Poesía de José Ignacio Restre...: A ESOS DE HIEL A los amores viajeros, que pronto huyen o marchan, a aquellos que nadie canta porque sin nada se fueron y na...

lunes 12 de marzo de 2012

DAR LAS GRACIAS... / Poesía de José Ignacio Restrepo

A ESOS DE HIEL

A los amores viajeros,
que pronto huyen o marchan,
a aquellos que nadie canta
porque sin nada se fueron
y nada bueno dejaron,
yo traigo hoy esta tonada
de azules y grises siena,
con olor a muelle ancho
y a tarde que no promete...
Son los amores más cortos
sin promesa llegan solos,
generalmente egoístas
y de rostros tan perfectos,
que de entrada ya dudamos
si algo bueno pasará,
entre tanta azúcar blanca,
la piedra no ha de faltar ...
Caer allí no es difícil
si estraga la soledad,
y entonces debes pensar
en dar las gracias tres veces,
la primera por mirar
y ser mirado de vuelta,
la segunda por saber
que todo eso es pasajero.
Y la tercera sin duda,
la más importante de todas:
al cielo has de absolver
por tener un buen maestro,
dadivoso y pendenciero
amor de corta experiencia
que te ha amado con cuidado,
dejándote vivo y solo
con tu pecho fiel y amante,
que murió quedando vivo
y aprendió en pocos instantes,
 que el amor bueno y de veras
extrañas veces te llega
en el plazo itinerante
 que llamamos todos Vida...
JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

sábado, 10 de marzo de 2012

YO MAÑANA DYANGO

Posted by violeta 4:45, under | No comments

Dyango - Cuando quieras Donde quieras.

Posted by violeta 4:41, under | No comments

viernes, 9 de marzo de 2012

Franco De Vita - Tan Sólo Tú (Live) ft. Alejandra Guzmán

Posted by violeta 20:49, under | No comments

Bunbury - Frente a Frente

Posted by violeta 18:40, under | No comments

CONCAVO Y CONVEXO-ROBERTO CARLOS

Posted by violeta 17:29, under | No comments

Ginamaria Hidalgo - Mi Unicornio Azul

Posted by violeta 17:07, under | 1 comment

Avishai Cohen - Noches Noches La Luz - Aurora

Posted by violeta 11:59, under | No comments

miércoles, 7 de marzo de 2012

Simone - Procuro Olvidarte (1992)

Posted by violeta 22:07, under | No comments

Simone e Pablo Milanés - Yolanda - Espanha (1992)

Posted by violeta 22:00, under | No comments

dejame llorar - ricardo montaner

Posted by violeta 21:39, under | No comments

ME VA A EXTRAÑAR - RICARDO MONTANER

Posted by violeta 21:33, under | No comments

Ricardo Montaner - Tan Enamorados

Posted by violeta 21:24, under | No comments

Miradas de la Patriagrande!: Instrucciones para cambiar el mundo

Posted by violeta 17:29, under | No comments

Miradas de la Patriagrande!: Instrucciones para cambiar el mundo: Los siguientes textos fueron escritos en mis primeros años en la guerrilla, en concreto en el período de 1984 a 1989. Independientemente d...

EMBRIÁGUENSE

Hay que estar ebrio siempre. Todo reside en eso: ésta es la única cuestión. Para no sentir el horrible peso del Tiempo que nos rompe las espaldas y nos hace inclinar hacia la tierra, hay que embriagarse sin descanso.

Pero, ¿de qué? De vino, de poesía o de virtud, como mejor les parezca. Pero embriáguense.

Y si a veces, sobre las gradas de un palacio, sobre la verde hierba de una zanja, en la soledad huraña de su cuarto, la ebriedad ya atenuada o desaparecida ustedes se despiertan pregunten al viento, a la ola, a la estrella, al pájaro, al reloj, a todo lo que huye, a todo lo que gime, a todo lo que rueda, a todo lo que canta, a todo lo que habla, pregúntenle qué hora es; y el viento, la ola, la estrella, el pájaro, el reloj, contestarán:
“¡Es hora de embriagarse!"
Para no ser los esclavos martirizados del Tiempo,
¡embriáguense, embriáguense sin cesar!
De vino, de poesía o de virtud, como mejor les parezca.

Charles Baudelaire

Instrucciones para cambiar el mundo

Los siguientes textos fueron escritos en mis primeros años en la guerrilla, en concreto en el período de 1984 a 1989. Independientemente de su calidad literaria o su estilo, son parte de lo que nosotros llamamos "literatura de montaña", es decir, escritos que no tienen destinatario definido. Es más, no son escritos para ser leídos por alguien más, se escriben así nomás, como sacando algo. Algunos de ellos siguieron en el anonimato hasta 1994, cuando los intercalé en algunas cartas. Otros aparecieron en los números posteriores al inicio del alzamiento en "El Despertador Mexicano", periódico del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.
Ahora, como parte de la campaña "EZLN: 20 y 10, el fuego y la palabra", se los mando a "Rebeldía" como un ejemplo de lo que acá en las montañas del sureste mexicano se hacía en tiempos en que no había cámaras, ni entrevistas, ni "sociedad civil", ni pueblos.


I Constrúyase un cielo más bien cóncavo. Píntese de verde o de café, colores terrestres y hermosos. Salpíquese de nubes a discreción. Cuelgue con cuidado una luna llena en occidente, digamos a tres cuartas sobre el horizonte respectivo. Sobre oriente inicie, lentamente, el ascenso de un sol brillante y poderoso. Reúna hombres y mujeres, hábleles despacio y con cariño, ellos empezarán a andar por sí solos. Contemple con amor el mar. Descanse el séptimo día.
II Reúna los silencios necesarios. Fórjelos con sol y mar y lluvia y polvo y noche. Con paciencia vaya afilando uno de sus extremos. Elija un traje marrón y un pañuelo rojo. Espere el amanecer y, con la lluvia por irse, marche a la gran ciudad. Al verlo, los tiranos huirán aterrorizados, atropellándose unos a otros. Pero... ¡no se detenga!... la lucha apenas se inicia.

LAS DEFINICIONES

El Mar: Es ancho y húmedo, salado. Se mira siempre de frente y con entereza. Al final uno sale limpio e invencible. Amar sigue siendo difícil... andar también. En el mar hay muchas cosas, pero sobre todo hay agua, agua, siempre agua. Recuerde: no hay sed que se la beba...
El poeta: Sus primeros poemas son siempre maldiciones (los que siguen también). Se enamora seguido y cae con la misma frecuencia. Se levanta despacio sobre papel y tinta. Por reír mejor llora. Está en peligro de extinción.
El viento: El verdadero capitán del mundo. Dirigiendo polvo y caminos se divierte con nosotros y, dicen, no lo pasa tan mal.

INSTRUCCIONES PARA OLVIDAR Y RECORDAR

Sáquese despacio ese amor que le duele al respirar. Sacúdalo un poco para que despierte. Lávelo con cuidado, que no quede ni una sola impureza. Limpio y oloroso proceda a doblarlo tantas veces como sea necesario para tener el tamaño de la uña del dedo gordo del pie derecho. Espere el paso de una hormiga, ser noble y generoso, y pásele la pesada carga. Ella lo llevará a guardar en alguna profunda caverna. Hecho esto, vaya y rellene, por enésima vez, la pipa de tabaco frente al mar de oriente. El olvido llegará conforme se termine el tabaco y el mar se acerque a usted.
Si quiere recuperar ese amor que ahora olvida, basta escribir una larga carta hablando de viajes desconocidos, hidras, molinos de viento, oficinas y otros monstruos igualmente terribles. A vuelta de correo tendrá su amor tal y como lo envió, acaso con un poco de polvo y sueño en la cubierta...

INSTRUCCIONES PARA SEGUIR ADELANTE

Frente a un espejo cualquiera, dése cuenta de que uno no es lo mejor de sí mismo. Pero siempre se puede salvar algo: una uña por ejemplo...

INSTRUCCIONES PARA MI MUERTE

Los que ahora dicen -¡Qué malo es!-, dirán entonces -¡Qué bueno era!-. Y yo me iré sonriendo, burlándome siempre de ellos, es decir, de mí.

INSTRUCCIONES PARA ENAMORARSE

Elija una mujer cualquiera. Ponga cuidado en alguna parte de su cuerpo (de ella) y empiece a amarla. Aumente poco a poco su amor hasta completarla. Hecho esto, desenamórese rápidamente, ya que el amor provoca adicción.

INSTRUCCIONES PARA NO LLORAR
"Que mientras quede un hombre muerto, nadie se quede vivo. Pongámonos todos a morir, aunque sea despacito, hasta que se repare esa injusticia." (Roberto Fernández Retamar).

Sobre su muerte nos fuimos levantando. Fueron primero cinco nombres cayendo uno a uno, y juntos, en nuestra memoria. Luego vinieron a sumar su sangre otros nombres. Ya nos desgajábamos cerro abajo y la sangre juntajusta de otros más, nos devolvieron arriba. Más, en tiempos distintos, con celo juntaron toda esa sangre en la suya propia para que no se perdiera río abajo. Seguimos caminando sin mirar muy lejos y algunos más destaparon el cofre de laca para reabrir nuestra memoria, y nos obligaron a levantar la vista con su sangre. Siempre sobre su muerte nos fuimos levantando. Y así cada uno va poniendo su cuota de sangre para que otros se vayan levantando, hasta que todos de pie pongamos un nuevo sol sobre una tierra nueva.

INSTRUCCIONES PARA HACER UNA CANCIÓN

Inicialmente no es forzoso saber las notas, las rimas y ritmos. Basta con empezar a tararear alguna vieja tonada que recuerde. Repítala hasta que nada tenga que ver con la original. La letra es lo de menos, porque poemas sobran. Pero, por las dudas, cuide que nadie lo escuche... críticos también sobran...

INSTRUCCIONES PARA TENERSE LASTIMA

Pobrecitos de nosotros, tan pequeños y con toda la revolución por hacer.

INSTRUCCIONES PARA TENER ÉXITO

I Decida escribir un libro. Junte varios recuerdos (mínimo 16). Escriba un largo prólogo y, en las pocas páginas que queden, amontone los recuerdos. El índice no es necesario. Después cruce a nado el Atlántico y conquiste Europa. El libro se venderá como pan caliente.

INSTRUCCIONES PARA DESPEDIRSE

No mire hacia atrás. Suele bastar con eso...

INSTRUCCIONES PARA MEDIR EL SILENCIO

Basta con los suspiros. Pero no los cuente, el resultado suele ser desalentador.

INSTRUCCIONES PARA MEDIR LAS LÁGRIMAS

Forme un cuenco con las manos, deposite las lágrimas una a una. Lleno el cuenco, vacíelo en un paraje extraño y forme tantos mares como sea necesario. Bautice los mares con nombres apocalípticos y hermosos. Evite las obviedades como "Mar Amargo" y "Mar de las Penas y los Gozos". "Mar Árbol", "Mar Sol", "Mar Sombrero" y nombres parecidos son los más indicados.

INSTRUCCIONES PARA MEDIR LOS AMORES

Encienda la pipa y siga caminando. Recoja, con cuidado, algunos de los besos más olvidados, algunos mechones de cabello, 2 ó 3 miradas, uno que otro recuerdo de pieles blancas y morenas, un poema roto y una suela de zapato (ésta última para darle consistencia al brebaje). Revuelva todo y sazone a discreción. Divida el resultado entre 2 tantas veces como sea necesario, hasta que no quede nada.
cómodo que se puede estar sentado en el lodo, no obstante mosquitos, moscos y moscardones.
Decidido ya a levantarse, que siempre es lo más difícil, procede esa complicada operación que consiste en apoyarse en manos y rodillas de donde fuere y tratar de poner el pesado caparazón sobre la espalda (tan sencillo, y pesado, que es llevar la casa a cuestas: apenas un plástico y una hamaca. Pero la mochila se obstina en llevar otras cosas absurdas: algunos libros de poemas, un poco de ropa, un calcetín sin su par, la medicina para el mundo, comida, una húmeda cobija...

INSTRUCCIONES PARA CAER Y LEVANTARSE

Siga caminando, cuando se dé cuenta ya estará de nalgas en el suelo, en esa posición incómoda que tienen los muñecos para estar nomás. Acto seguido procede una larga y obstinada reflexión sobre la conveniencia de quedarse ahí en el suelo. Pero ya se alejan los compañeros y la picada está lejos de parecer un claro camino, claro. Tampoco es cuestión de quedarse ahí toda la vida, con el lodo llenándome el alma y la mochila, así que llega el momento de levantarse, situación difícil e impredecible en sus resultados. Tal vez es mejor seguir en el suelo y arrastrarse poco a poco, pero, además de ser poco estético, es impracticable (creánme, lo he probado), siempre habrá alguna raíz oculta o una espina que nos retenga, y entonces nueva reflexión sobre lo conjunto de la carga pesa toneladas (sobre todo después de las primeras horas de caminata) y tiende a atorarse cada que le viene en gana (es decir, casi siempre). Ya tortuga boca abajo sigue poner un pie y alzarse sobre el otro, con la consiguiente protesta de las rodillas, el horizonte entonces se ensancha y siempre será ajeno. Con la mirada en el suelo se reemprende la marcha hasta la nueva caída, que será apenas unos pasos adelante. Y la historia se repite..."

INSTRUCCIONES PARA MEDIR DESAMORES

Basta el rencor y, finalmente, no vale la pena.

INSTRUCCIONES PARA MEDIR LA VIDA

Se toma cordel a discreción y se empieza a meter en el bolsillo derecho del pantalón hasta que ocurra una de dos cosas:

A) Que el bolsillo de llene de cordel.
B) Que se canse uno de estar metiendo el cordel en el bolsillo.

Cuando ha ocurrido una de las dos cosas arriba señaladas, o las dos, espere una tarde lluviosa.
Justo cuando la lluvia empiece a titubear en caer o no sobre la tierra, saque el cordel y arrójelo hacia arriba, lo más alto posible, con un elegante ademán de mago y, simultáneamente, murmure las siguientes palabras: "Veo, mido, existo, la vida". Si se han seguido las instrucciones al pie de la letra, el cordel permanecerá en el aire, suspendido por unos instantes, antes de volver a tierra en un manojo de hilos. Ahí tiene usted la medida de un pedazo de vida. Si, no obstante haber seguido las instrucciones, el cordel no responde como arriba indicamos, no se preocupe y pruebe con otro cordel. Sucede que hay cordeles que se niegan, con desconcertante obstinación, a medir la vida de nadie (bastantes problemas tienen con amarrar botas, zapatos y otras cosas absurdas, dicen).

Selva Lacandona, Chiapas, México. 1984-1989.
Desde las montañas del Sureste Mexicano.
Subcomandante Insurgente Marcos.
Ejército Zapatista de Liberación Nacional.
México.
Subcomandante Insurgente Marcos, Feb. 26, 2004
Abajo y a la Izquerda está el corazón!

(2) Facebook- Jose Manuel Huete Garcia

Posted by violeta 5:42, under | No comments

FUEGO ETERNO
Amor,
Cuando aletea en tu mirada
Esa opacidad sin brillo
Que te deja la tristeza,
Cuando por el alfeizar
De tu ventana, asoma el alba,
Y se lleva otra noche,
Y otra vez, solo la nostalgia
Ocupa ese hueco de tu almohada
Donde depositas toda la ternura
Que, guardas en tu alma…

Se aviva una tormenta
De lágrimas negras
En lo mas profundo
De mis entrañas,
Y un alarido de rabia
Exhala mi garganta,
Tan desesperado,
Que hasta ese rumor profundo
De la estrellas
Se queda mudo en ese instante,
En que me sueño
Ráfaga de viento insaciable
Avivando el fuego hecho ritmo
Que ondula en tu cintura.

¡Y se apaga el sueño
A un centímetro de tu piel
Incendiada!

Y aprendí que solo se muere
Cuando de la desesperanza
Haces tu mortaja…

Apaga esa tristeza de tu mirada,
No tengas miedo,
Y deja que cada día
Sea en tus ojos donde asome el alba.
Que el azar solo es una circunstancia,
Una piedra en el camino
Que se torna mullida arena,
Cuando los sueños se tejen
Con el sólido hilo de las eternidades.

(2) Facebook- Jose Manuel Huete Garcia

Posted by violeta 5:38, under | No comments

ESTA NOCHE FUI INFIEL
Esta noche no estabas, ahí, donde
El deseo embravecido encendía
Impaciente, hogueras en el alma,
Mi boca era un remolino de sal,
Y mis manos como aspas de molino
Tu esencia de hembra, aprisionaban
Donde la pasión en fuego se yergue,
Y todo atisbo de razón se pierde,
El goce estalló en un holocausto
De mil pétalos blancos en mi cama.

Culpé a la Luna de tanta nostalgia,
Era tu apasionada mirada
Bordándome mil caricias de fuego
En el lado derecho de mis sueños,
Por él manó el rugido de mi sangre
Hasta que despiadado llegó el alba
Para anunciarme que ya no llegabas.

¡Amor, confieso que esta noche cedí
A la infidelidad de un dulce sueño!
— con Doris Melo y 49 personas más.

martes, 6 de marzo de 2012

Miradas de la Patriagrande!: Gabriel García Márquez

Posted by violeta 5:36, under | No comments

El amor en los tiempos del cólera

"[...] Ella no entendió nada: volvió a encogerse de hombros sin hablar, y se fue. Entonces supo Florentino Ariza que en alguna noche incierta del futuro, en una cama feliz con Fermina Daza, iba a contarle que no había revelado el secreto de su amor ni siquiera a la única persona que se había ganado el derecho de saberlo. No: no había de revelarlo jamás, no porque no quisiera abrir el cofre donde lo había tenido tan bien guardado a lo largo de media vida, sino porque sólo entonces se dio cuenta de que había perdido la llave".
"[...] En cambio, la prudencia de Florentino Ariza tuvo una recompensa inesperada: ella extendió la mano en la oscuridad, le acarició el vientre, los flancos, el pubis casi lampiño. Dijo: “Tienes una piel de nene”. Luego dio el paso final: lo buscó donde no estaba, lo volvió a buscar sin ilusiones, y lo encontró inerme. 
-Está muerto -dijo él. 
Le ocurrió siempre la primera vez, con todas, desde siempre, de modo que había aprendido a convivir con aquel fantasma: cada vez había tenido que aprender otra vez, como si fuera la primera. Tomó la mano de ella y se la puso en el pecho: Fermina Daza sintió casi a flor de piel el viejo corazón incansable latiendo con la fuerza, la prisa y el de- sorden de un adolescente. Él dijo: “Demasiado amor es tan malo para esto como la falta de amor”. Pero lo dijo sin convicción: estaba avergonzado, furioso consigo mismo, ansiando un motivo para culparla a ella de su fracaso. Ella lo sabía, y empezó a provocar el cuerpo indefenso con caricias de burla, como una gata tierna regodeándose en la crueldad, hasta que él no pudo resistir más el martirio y se fue a su camarote. Ella siguió pensando en él hasta el amanecer, convencida por fin de su amor, y a medida que el anís la abandonaba en oleadas lentas la iba invadiendo la zozobra de que él se hubiera disgustado y no volviera nunca. 
Pero volvió el mismo día, a la hora insólita de las once de la mañana, fresco y restaurado, y se desnudó frente a ella con una cierta ostentación. Ella se complació en verlo a plena luz tal como lo había imaginado en la oscuridad: un hombre sin edad, de piel oscura, lúcida y tensa como un paraguas abierto, sin más vellos que los muy escasos y lacios de las axilas y el pubis. Estaba con la guardia en alto, y ella se dio cuenta de que no se dejaba ver el arma por casualidad, sino que la exhibía como un trofeo de guerra para darse valor. Ni siquiera le dio tiempo de quitarse la camisa de dormir que se había puesto cuando empezó la brisa del amanecer, y su prisa de principiante le causó a ella un estremecimiento de compasión. Pero no le molestó, porque en casos como aquel no le era fácil distinguir entre la compasión y el amor. Al final, sin embargo, se sintió vacía. 
Era la primera vez que hacía el amor en más de veinte años, y lo había hecho embargada por la curiosidad de sentir cómo podía ser a su edad después de un receso tan prolongado. Pero él no le había dado tiempo de saber si también su cuerpo lo quería. Había sido rápido y triste, y ella pensó: “Ahora hemos jodido todo”. Pero se equivocó: a pesar del desencanto de ambos, a pesar del arrepentimiento de él por su torpeza y del remordimiento de ella por la locura del anís, no se separaron un instante en los días siguientes. Apenas si salían del camarote para comer.
"[...] Florentino Ariza lo escuchó sin pestañear. Luego miró por las ventanas el círculo completo del cuadrante de la rosa náutica, el horizonte nítido, el cielo de diciembre sin una sola nube, las aguas navegables hasta siempre, y dijo: 
-Sigamos derecho, derecho, derecho, otra vez hasta La Dorada. 
Fermina Daza se estremeció, porque reconoció la antigua voz iluminada por la gracia del Espíritu Santo, y miró al capitán: él era el destino. Pero el capitán no la vio, porque estaba anonadado por el tremendo poder de inspiración de Florentino Ariza. 
-¿Lo dice en serio? -le preguntó. -Desde que nací -dijo Florentino Ariza-, no he dicho una sola cosa que no sea en serio.
El capitán miró a Fermina Daza y vio en sus pestañas los primeros destellos de una escarcha invernal. Luego miró a Florentino Ariza, su dominio invencible, su amor impávido, y lo asustó la sospecha tardía de que es la vida, más que la muerte, la que no tiene límites. 
-¿Y hasta cuándo cree usted que podemos seguir en este ir y venir del carajo? -le preguntó. 
Florentino Ariza tenía la respuesta preparada desde hacía cincuenta y tres años, siete meses y once días con sus noches. 
-Toda la vida --dijo".
Gabriel García Márquez

Era inevitable: 
el olor de las almendras amargas le recordaba siempre
 el destino de los amores contrariados

jueves, 1 de marzo de 2012

Qué más, by Rafael Quevedo

Posted by violeta 14:49, under | No comments

Para inventar el mundo cada día « Eduardo Galeano

Posted by violeta 7:28, under | No comments

Para inventar el mundo cada día

Calella de la Costa, junio de 1977.
Charlamos, comemos, fumamos, caminamos,trabajamos juntos, maneras de hacer el amor sin enterarse, y los cuerpos se van llamando mientras viaja el día hacia la noche.
Escuchamos el paso del último tren. Campanadas de la iglesia. Es media noche.
Nuestro trencito propio se desliza y vuela, anda que te anda por los aires y los mundos, y despúes viene la mañana y el aroma anuncia el café sabroso, humoso, recién hecho. Se te sale por la cara una luz limpia y el cuerpo te huele a mojadumbres.
Empieza el día. Contamos las horas que nos separan de la noche que viene. Entonces nos haremos el amor, el tristecidio.
Días y noches de amor y de guerra
Like This!
Pequeña muerte, la llaman; pero grande, muy grande ha de ser, si matándonos nos nace.

La máquina (21) « Eduardo Galeano

Posted by violeta 7:25, under | No comments

La máquina (21)

Fierro quiso dormir, deslizarse por la larga tripa oscura del sueño hacia el fondo del mar o de la noche. Quiso pero no. No podía pegar los párpados. No podía irse. Despierto, las pesadillas se le metían a la fuerza por los ojos abiertos contra la negra tela de la capucha.
Pesadillas como ésta:
Las paredes estaban vivas y comían aire y se iban inflando, él las olía, latían, un pulso de reloj, avanzaban, se hinchaban, paredes-pulmones contrayéndose y dilatándose, creciendo en cada pulsación, paredes-vientre caminando, llenándose de aire por los poros abiertos, poros-bocas que jadeaban y echaban ráfagas de ronco viento caliente y devoraban el aire entero del mundo y él sentía el pulso de  truenos, el clamoreo de la invasión de las paredes engullendo todo hasta que no quedaba más aire para respirar ni espacio para estar y él era cercado por la espalda y por el pecho y las paredes le trituraban las costillas y le aplastaban los pulmones y se lo tragaban y quedaban convertidas en un solo muro engordado y victorioso.
O ésta:
Oía la sombra rompiéndose y oía un quejido o mugido largo y rojizo y en la negrura asomaba una lengua de acero, erecta, se venía, la hoja de una navaja entrando y creciendo y luego era una serpiente de metal que ondulaba y luego una sierra eléctrica dando vueltas en busca de carne humana, persiguiéndolo a él que se agachaba y saltaba sin poderla ver mientras escuchaba el roce de espadas de inmensos dientes frotándose y también chillidos y aullidos y los golpes de un martillo pulverizando huesos y una pala mecánica se desprendía de la noche y lo perseguía para mezclarlo con restos de hombres castrados y masticados y vomitados y él no encontraba esperanza en ninguna parte de su cuerpo.
La canción de nosotros
Like This!
Fierro quiso desmayarse y maldijo la fortaleza de su propio cuerpo. Pensó: les pegaré, para obligarlos a desmayarme. Les pegaré cuando vuelvan.

El Último Viaje de Zaratustra: La Oportunidad…

Posted by violeta 6:50, under | No comments

El Último Viaje de Zaratustra: La Oportunidad…: La Oportunidad… La aldaba choca sobre la madera desvencijada El aire arrastra tras de sí, la hojarasca Obliga los pies, el fantasma beodo ha...

La Oportunidad…

La Oportunidad…
La aldaba choca sobre la madera desvencijada
El aire arrastra tras de sí, la hojarasca
Obliga los pies, el fantasma beodo ha vuelto
Última pestilencia, le cedo, la rendija del miedo se agrieta
Calzadas llevo las sandalias
Un camino difuso, inexplorado y empinado
Ascenderé la cima, entre los giros de sus radios
Y la frondosidad aplaudirá mi galopada
Es el momento de decir adiós a las trabas
Nada existe, en el pasado, nada en el mañana
Es ahora, cuando siento tu mano asiéndome y veo tu sonrisa.

Donde estaba ella ocurría el verano « Eduardo Galeano

Posted by violeta 6:19, under | No comments

Donde estaba ella ocurría el verano

Cree que suenan pasos en la escalera y se aplasta de espaldas contra la pared. Contiene la respiración: espera cuatro golpes espaciados en la puerta o una ráfaga de tiros. Transcurren los segundos, tic-tac, tic-tac, tracatrac, mientras se le oscurece la camisa celeste en las axilas y las cachas de nogal de la Colt 45 le van imprimiendo sus marcas de presión, contra la palma húmeda de la mano.
Luego resopla, con alivio, y se deja caer en la silla. Arroja la pistola sobre la mesa y se le aproxima, lento, como quien se acerca a un bicho. La tantea, la acaricia, la recoge, confirma que pesa menos que un quilo y que las siete balas duermen, limpias y ordenadas, en el cargador.
No piensa en la revolución, aunque piensa que debiera. Se investiga los moretones del frío en la piel erizada. No piensa en lo que será de él sin cigarrillos, ese pánico, ni piensa en que tampoco le queda comida para continuar esperando, ni en cómo hará. Si lo cercaran, al fin y al cabo, no podría escapar por la azotea ni por ningún sótano con pasadizos: está lejos del último piso y de la planta baja.
Este es el último cigarrillo que le queda. Lo fuma con un apuro que sería inexplicable, pitada tras pitada, si no se tuviera en cuenta que siente la urgencia de inundarse de humo tibio todo el cuerpo, desde la cabeza hasta los dedos entumecidos de los pies.
Quisiera recordar al hijo, pero el hijo es una mancha blanca, sin rasgos, en el fondo de los largos corredores de la memoria. El hijo ya tenía tres años cuando lo vio por primera vez. “¿Quién es este señor?”, preguntó, y él no se animó a decirle nada y los demás tampoco le dijeron nada porque estar ausente, ya se sabe, es estar muerto.
Está acorralado, ahora, entre cuatro paredes mugrientas, y por la ventana entreabierta sólo se ve un pedazo de otro muro baboso de humedad. El aire huele a humo frío y a fermentos de comida. ¿Cuántos días hace que no ve a nadie? ¿En qué carajo se parece este cochino panorama a los paisajes invictos que se pueden contemplar más allá del hombro del compañero que uno abraza? Se abraza a sí mismo, ahora, envuelto en la única frazada, temblando por culpa del frío y también, aunque piensa que no debiera, por culpa del miedo. Había aprendido, tiempo atrás, a ser mas fuerte que cosas tan fuertes como la necesidad de fumar y el miedo de morir.
Mira el saco y la corbata que cuelgan de un clavo ante sus ojos y mira la pared, gastada por los anos y el descuido pero todavía, no triturada por las balas. Se mira la mano, todavía viva.
Mira la lapicera entre los dedos, la necesidad de escribir algo, el papel en blanco, la impotencia de escribir algo, el capuchón de la lapicera mordisqueado por alguien que se llamaba Lucía. (La lluvia sonaba como un trote contínuo de caballos y hacían el amor hasta que los recogían con un cucharón y después les dolían los huesos por tres días. Lucía esperaba, apoyada en el tronco de una acacia, con medias marrones hasta las rodillas, medias de chiquilina de liceo, y un collar de piolines de colores anudados para acordarse de las cosas. Lucía se alejaba, corriendo, en la neblina. Lucía se disculpaba: “Yo no lloro nunca. Por deshidratada. Porque nunca tomo agua”.)
Este hombre desliza la lengua por detrás de sus dientes resecos y piensa en aquel estado de gracia con Lucía, más contagioso que cualquier enfermedad, y en aquella secreta manera de conocer los acontecimientos todavía no acontecidos: aquella capacidad que tenían para recordar de antemano las horas y los días que les iban a venir, cuando estaban juntos y eran invencibles.
Vagamundo y otros relatos

Tags

FOLW ME

Social

videos- poemeas- noticias- homenajes

Etiquetas

Blog Archive

Blog Archive