Buscar este blog

lunes, 31 de octubre de 2011

Argentino Luna - Me preguntan como ando

Posted by violeta 6:33, under | No comments

domingo, 30 de octubre de 2011

María. Mi mundo privado ..

Posted by violeta 11:23, under | No comments

miércoles, 26 de octubre de 2011

A veces el camino es volver a comenzar...

Posted by violeta 19:15, under | 1 comment

martes, 25 de octubre de 2011

Engendrarme de nuevo,..

Posted by violeta 9:28, under | No comments

Engendrarme de nuevo,..

de José Ramón Marcos Sánchez, el Martes, 25 de octubre de 2011, 13:13
Hoy me arranco de mi para engendrarme de nuevo,…sin mentiras,…para secar las lagrimas que inundan los recuerdos rotos,…los que nunca existieron,…los que mas duelen porque pudieron ser,…porque nunca pudieron,…quiero adentrarme mas allá del umbral de los miedos,… para llegar a los daños….y olvidar las excusas que me van suicidando,…que me sacian de otros,…que me vacían de mi,…llevaré en los bolsillos sentires avergonzados,…esos que nacieron en los gritos de otras pieles,…entre sudores de instintos,….esos que murieron en los silencios de almas olvidadas,…entre cariños de culpa,…y me culpo por ello,…hoy me arranco de mi para engendrarme de nuevo,…y asumo el error de ocultar mis errores,….dejaré de fingir que soy quien no soy,…prefiero estar solo,…y tener la soledad que margina al loco por ser honesto,…que sentirme solo,…y sentir la soledad de alma que acompaña al cuerdo por hipócrita,…aceptaré lo que soy,…pero seré lo que acepto,…
PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez.

lunes, 24 de octubre de 2011

Facebook

Posted by violeta 7:05, under | No comments

Malas Compañías.(y ii)

Dónde vas. Voy a casa de Angélica. Pero después de como te ha puesto. No después, sino por eso. Quieres que vaya contigo. No, es asunto mío, ya soy mayorcita.

Así es como me encaminé hacia la casa de mi agresora. Pensando, temblando, cobraré de nuevo. Nada más imaginarlo, me dolía todos los huesos. Es fuerte, masculina, pero es también inteligente. Por qué le estaría zumbando a la pija esa, pues en verdad casi seguro se lo merecía. Pero no soporto ver un atropello, desde pequeña, y así me va.

La última vez que me vio mi madre por casa fue esa mañana. Nunca más volví.

Desde aquella mañana, soy la oveja negra de la familia. He pasado de estar nominada a santa, a ser excomulgada. Mi padre no quiere ni verme. Para él estoy muerta, me ha contado mi madre. Sí con ella sigo el contacto, aunque muy esporádico. Alguna vez se acerca a la otra punta de la ciudad y me trae cosas, se preocupa si me va bien. No pierde la esperanza de que vuelva. Claro eso sería dejando a Angélica.

El corazón se me desbocó cuando Angélica, sin rencor ninguno, sin parapeto me explicó por qué le había partido la cara a aquella pija, bueno a las dos. Pero como dijo, yo me lo había buscado por entrometerme en una guerra perdida. Pero por eso también me estaba dando explicaciones, si no fuera por eso y por lo que le gustaba, me hubiera mandado a paseo desde el primer momento.

Dice que por el altar de mi casa no debo preocuparme, pues ella me pone otro en nuestro cuarto.

La pija se había regodeado contra Angélica, restregando el pasado de su madre, la vida de furcia que había llevado y que se tenía bien merecido el haberse muerto de sida, que se lo buscó. Entonces fue cuando ella le reventó los dientes, y se los volvería a partir, pero seguro cuando me vuelva a ver si se diera el caso, que no creo, me hará un rodeo, me explicó en detalle.

No ha estado mal el premio que me he llevado, me desahogué contra ella, aunque me hubiera gustado hacerlo muchas otras veces contra otros, y los dejé pasar. Por ello ni una más. Y además te conocí, sellé mi amor contigo, sólo que de una forma prehistórica, con sangre. Así no te me escaparás. Me recuerda siempre que nos acordamos de aquellos días.

Somos muy felices, Angélica trabaja mucho para que no me falte de nada, y pueda seguir en la universidad hasta que termine, me dice. Después repartiremos las cargas de mantenimiento de nuestra comunidad amorosa.

http://lacomunidad.elpais.com/jacquespaulromer/2010/3/25/malas-companias-y-ii-

sábado, 22 de octubre de 2011

http://elcaminanteysusombrablu esman.blogspot.com/2010/05/el- secreto-de-la-tilia.html

Posted by violeta 15:21, under | No comments

http://elcaminanteysusombrablu esman.blogspot.com/2010/05/el- secreto-de-la-tilia.html
El Secreto de La Tilia.

Frondoso, amplias ramas recortaban su perímetro. Un banco estratégico y cotizado por jóvenes y no tanto, donde poder confiarse secretos sin testigos, mas sólo uno, que podría contar miles de alivios, pues llega lejos su estancia.
Tomados de las manos, mírame a los ojos, le decía él. Ella le miraba. Sabes cuántos años tiene esta Tilia, preguntaba él. No, vergonzosa, contestaba ella. ¿Tú si lo sabes?. No, nadie lo sabe. Pero mi madre me contó que las primeras palabras de amor, las recibió aquí. Ah, si. Sí, y además un secreto que sólo yo sé.
No fueron de mi padre. Ah, no. No, fue de su primer amor. Después, ese amor ha sido aparcado. Mi padre le hizo recordar primero aquel amor verdadero, después consiguió algo más importante, que lo aparcara. Sí, que pusiera el suyo en su lugar. Mi padre nunca le pidió que lo olvidara. Siempre respetó su amor por él. Ella se entregó, se entregaron ambos. Mi madre me cuenta con añoranza, con un amor lejano, lo bellos que fueron los días junto a él. Siempre lo recuerda, pues dice eran como los complementos, esas medias naranjas que buscamos en el otro. Ella creyó cuando desapareció, que nunca podrían llenar aquel vacío aterrador que se creó en su interior. Se equivocó. Después llegó mi padre.
Mi madre me cuenta, que al principio simplemente la escuchaba. La estudiaba, la conocía, la hacía sentir un amigo que nunca tuvo. Ella se fue abriendo, poco a poco. Él nunca le pidió nada. Dejó transcurrir el curso del río de la vida. Pero, me dijo mi madre, que él se fue ganando su corazón, por ser limpio, transparente, cariñoso y comprensivo. Sabía comprender que una parte de su corazón se fue con aquel primer amor. Pero nunca le exigió nada. Ella pudo comprobar su desprendimiento para con ella. No se atrevió a romper aquel vínculo sagrado de amistad que fue creándose entre ellos.
Bueno, pero tú estás aquí. Al final hubo algo más que amistad, entre ellos. En algún momento se decidió añadir más.
No, fue ella. ¡Ella, qué fuerte, no! . Ella se fue enamorando de él. Le había traído muchas veces aquí. Hasta que un día con la Tilia por testigo, le declaró su amor. ¡Uau, tu madre a tu padre!.
Sí, su corazón no pudo más y se desbordó como lo hacen los ríos llenando de fertilidad todas las tierras circundantes. Le trajo una vez más aquí, me cuenta que él no sabía la que se le venía encima.
Le tomó de las manos, como yo a ti ahora. La tilia será testigo, como ya lo fue otra vez, que mi amor contigo es verdadero. Si me aceptas, sabiendo que una parte de mí se fue con él, te querré y te haré feliz. Por que una cosa ya sé, a mí, tú ya me haces feliz. Y seré lo que tú quieras que sea. ¡Y tu padre, con la boca abierta!. Sí, pero no. Él deseó, siempre ese momento, pero pensó que era una estrella inalcanzable en un firmamento plagado de seres mejores que él. Pertenecían a estadios diferentes, pero a ella eso, después de pensárselo y conocerlo, no le importó. Él no tuvo que pensar nada. Todo estaba hecho. Y hasta ahora han sido superfelices, yo soy testigo. Bueno y la complicidad de la Tilia. Ahora será testigo de nuestro amor, firmado en el aroma de la flor amarilla, tranquilizadora y gozosa, debe ser por las historias que le toca conocer.Si pudiera hablar, cuánto no sabría.

Y aquel que lleva un rato mirándonos, es El Caminante, dicen de él que observa todo, y lo escucha y lo cuenta, quizás algún día salgamos en sus historias.
El Caminante supo que debía de desaparecer de allí, aquello era una historia nueva, de dos. Él prefería la de sus padres que eran de tres en uno y confianza mutua. Así marchó con su canturreo quedo, y sensitivo.

http://elcaminanteysusombrabluesman.blogspot.com/2010/05/el-secreto-de-la-tilia.html

http://youtu.be/9aBAMnIUi8Y

viernes, 21 de octubre de 2011

Crueldad… Me...

Posted by violeta 15:29, under | No comments

Crueldad… Me...
Crueldad…
Me gritabas, silencio
Me callaba, pero no te servía
Me castigabas por opinar
Me silenciabas, a golpes, esa era tu arma
Me humillabas, para tapar tu demencia
Me sacrifiqué por ell@s
Te soporté por sus ojos
Para con su visión tergiversada, te respetaran
No era suficiente, acababas machacándome
Mi silenciada boca no fue bastante precio
Por qué habría de llorar
Ahora que faltas
Ahora que te has ido
Por fin suelto mis ataduras y respiro
Lo siento te quise, por mí, por ell@s
Hoy me alegro de tu muerte. Tristemente.
ialwayswillbetoyourside.wordpress.com

En el confín de los siempres,...

Posted by violeta 9:42, under | No comments

En el confín de los siempres,...

de José Ramón Marcos Sánchez, el Viernes, 21 de octubre de 2011, 13:33
Hazme tuyo antes que sea de todos,…de nadie,…dame un beso que se clave en el confín de los siempres,...donde todo es imposible,...y la belleza es mentira,...porque existe tan solo en tu presencia,...guárdame en el alma de tus suspiros,…en los jadeos extasiados que habitan en los secretos mas íntimos,…hazme tuyo antes que sea de todos,..de nadie,…llévame al mundo de nuestros sueños,…donde mueren las caricias naciendo caricias nuevas,…y no existe el tiempo llamado después,…sólo existe el tiempo llamado ahora,… que se eterniza en deseos inagotables,…que nos deja poseernos para nunca recordarnos,…tan sólo para vivirnos,…hazme tuyo antes que sea de todos,..de nadie,….quiero morir de placer en el placer de nosotros,…deleitarme en cada pliegue de tu cuerpo,…desterrarme voluntario a la piel de tus adentros,…quiero ser el sentimiento que sientas cada momento,…hazme tuyo antes que sea de todos,…de nadie,….dame un beso que se clave en el confín de los siempres,…porque el amor es verdad,….pero tan sólo,…al amarte,….
PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez

Correo y MSN: turko1969@hotmail.es Twitter: @joseramonmarcos 
Skype y Página oficial de Facebook: jose ramon marcos sanchez 
Canal Youtube: turko1969
 

jueves, 20 de octubre de 2011

El Caminante y Su Sombra.Bluesman: Día Mundial de la Sonrisa.(333)

Posted by violeta 7:21, under | No comments

El Caminante y Su Sombra.Bluesman: Día Mundial de la Sonrisa.(333)

miércoles 3 de marzo de 2010

Día Mundial de la Sonrisa.(333)

Día Mundial de la Sonrisa.(333)

Hoy caminando, pensando, charlando con mi fiel compañera. Observamos a los niños como sonreían, a sus abuelos disfrutando con ellos mientras jugaban en los juegos del parque. Los padres con su seriedad en la cercanía que les obliga su responsabilidad, pero cuando miraban una pequeña distancia, suficiente para estar al tanto pero alejados lo bastante para que los pequeños vayan tomando conciencia de la autosuficiencia. Entonces ellos sonríen, apuntan los progresos de sus semillas, y sonríen.

Caminando, pensando, charlando con mi fiel compañera. Pasamos junto a ese despojo de la calle donde vivo, ese loco que todos miran de soslayo, pero que a él no le importa y cuando le saludo, sonríe.

Caminando, pensando, charlando llegamos al colmado, ahora ya no se llaman así, hemos globalizado los nombres, son supersss. Tomamos unos pistachos, rica semilla que nos hizo llegar los avispados persas, su nombre real es alfónsigo y tiene una peculiar forma de nacer y crecer, ya os contaré en otro paseo. Tomamos un refresco, pues sí el agua es más sana pero dado la que está cayendo, ya vale no. Y lo más importante al llegar a la caja, la cajera te mira, la miras y simplemente con un silencio le consigues una sonrisa. Después con cualquier cumplido amable vuelve a su cara, esas sonrisas, incluso risas. Lo que hace cualquier adulación entre humanos, más sonrisas.

Caminando, pensando, charlando ves al jardinero, levanta ese brazo de forma peculiar de hombres curtidos en las faenas de la labranza y el cuido de las plantas, hace su saludo y sonríe.

Caminando, pensando, charlando te topas con los conciudadanos les saluda, si te limitas al adiós, pues adiós. Pero si simplemente le añades una pizca de imaginación y le sueltas algo acorde a cada uno, pues es cierto que no todo vale para todos, pues ya nos conocemos, esta república independiente es pequeña. Como decía si le sueltas alguna cosilla, pues antes de decirte nada, levanta la cabeza y sonríe.

Entonces miré a mi compañera, mientras abría unos alfónsigos, seguiremos de momento llamándolos pistachos, suena más cercanos, cuando sepamos la historia completa de los persas entonces cambiamos su nombre que entre otras cosas tiene un gemelo poco agraciado, pero bueno que me salgo. Observa estamos a tres de marzo, ella cumplidora no dijo nada, pero yo sé que me escucha. Sigo es lo mismo que tres del tres, sí y qué, pues eso si ponemos el año dosmildiez en números reales, dos y uno tres y ya tenemos tres del tres del tres. Bueno no tan complicado, me encuentro con el fotógrafo y dice tenía yo ganas de hacerte una foto desde hace tiempo, ponte de esa postura que así salís muy bien los dos, tú y tu fiel compañera. Y claro como no podía ser de otra forma me dice di trescientos treinta y tres, SONRÍE, SONRÍE, SONRÍE.
Por tanto como no lo sé, pues de todo tenemos que haber en esta viña, a partir de hoy en mi T.R.I.R. Proclamo hoy el DÍA MUNDIAL DE LA SONRISA.

martes, 18 de octubre de 2011

(1) Hechicera… He...

Posted by violeta 15:21, under | No comments

(1) Hechicera… He...
Hechicera…
He sentido tus curvas atenazar mi respiración
Sobrio me tenía, con la sequedad de mi garganta
Y una bruma ha absorbido mi visión cobriza
Linimentos, encantamientos, mi piel ungida
Apenas el rasante vuelo, el desvaído cuerpo me soporta
Observo satisfecho tu vientre rememorar danzas milenarias
Arremeter con tu tridente, incisivos y lengua voraz
Cátedra sientas en unas finas sábanas que adormecen mis muñecas
Atando mansamente mi sangre, bombeada lentamente
Golpeando las paredes de un entregado moribundo jubiloso
Hechizado por el resplandor de mi efigie en tus pupilas
Ciego de deseo y devuelto al primigenio ingenio
Libre, con pies fríos, cálidas nalgas me cabalgan y nada quiero
Soy vástago de idolatría, rompiente de mares encrespados
Final de un comienzo, nacimiento de raciocinios extintos
Hechicera, tachan tu nombre con órdagos y ancas de rana
Nada temo, soy añil en el reino de las cúpulas devastadas
Movedizas tierras yacen a mis pies, y no me tragan
Renacido, ungido, domado,...

ialwayswillbetoyourside.wordpress.com

Trapecista de cordón: Al otro lado del río.

Posted by violeta 15:04, under | No comments

Trapecista de cordón: Al otro lado del río.: El otro día, estaba en un café, leyendo/haciendo tiempo, y me canse del libro, lo tire al costado. Agarre una de las revistas del revistero ..
De a pasitos, sobre el cordón. Uno, dos, tres, que todas las cosas que me gustan, no me dejan dinero y el único miedito que me crece, es caerme y quedar del lado de los tristes, de los que no sueñan, de los que no logran, de los que nadanadanada....Qué el equilibrio nos acompañe ¡Salù!

sábado 15 de octubre de 2011

Al otro lado del río.

El otro día, estaba en un café, leyendo/haciendo tiempo, y me canse del libro, lo tire al costado. Agarre una de las revistas del revistero y le empece a dar una mirada.

Encontre una nota de una ciudad de Lituania; Uzupis.

Pegada a la capital, Vilnius, el districto de Uzupis, se ha declarado en 1997, como una República. Meca de bohemios y comparada con Montmartre de París, sus 120 habitantes que viven en los 0,60 metros cuadrados han elegido su propia bandera, moneda y presidente.

En contraste con el resto de los presidentes del mundo, Uzupis es presidido por un artista, Romas Lileikis, director de cine, músico y poeta, frecuente visitante del café de la ciudad.

Todos los primero de abril, el pueblo festeja su soberanía, coincidiendo con el April`s fool day, algo similar al día de los santos inocentes, donde la gente suele realizarse bromas.

Uzupis, significa “al otro lado del río”, y debe su nombre al Río Vilna, que bordea la capital de Lituania, Vilnius.

Defendida por su ejército de 17 hombres, también ha declarado su constitución:

  1. Todo el mundo tiene derecho a vivir al lado del Rio Vilna siempre que acepte que el Río Vilna tiene derecho a ser rio al lado de todos.
  2. Todo el mundo tiene derecho a agua caliente, calefacción en invierno y un techo.
  3. Toda persona tiene derecho a morir, pero no es obligación.
  4. Cada persona tiene derecho a equivocarse.
  5. Toda persona tiene derecho a la individualidad.
  6. Toda persona tiene derecho de amar.
  7. Toda persona tiene derecho de no ser amado, pero no necesariamente.
  8. Todo el mundo tiene derecho de ser desconocido y anónimo.
  9. Todo el mundo tiene derecho al ocio.
  10. Todo el mundo tiene derecho de amar y cuidar a su gato.
  11. Todo el mundo tiene derecho de cuidar a un perro hasta que uno o el otro muera.
  12. Un perro tiene derecho a ser un perro.
  13. Un gato no esta obligado a amar a su amo, pero si debe ayudarlo en tiempos difíciles.
  14. Todo el mundo tiene derecho de desconocer sus obligaciones, de vez en cuando.
  15. Todo el mundo tiene derecho a dudar, pero no es una obligación.
  16. Todo el mundo tiene derecho a ser feliz.
  17. Todo el mundo tiene derecho a no ser feliz.
  18. Todo el mundo tiene derecho a permanecer en silencio.
  19. Todo el mundo tiene derecho a tener fe.
  20. Nadie tiene derecho a la violencia.
  21. Todo el mundo tiene derecho a comprender su insignificancia y de su magnificencia.
  22. Nadie tiene derecho a tener un designio sobre la eternidad.
  23. Todo el mundo tiene derecho a entender.
  24. Todo el mundo tiene derecho a no entender.
  25. Todo el mundo tiene derecho a tener varias nacionalidades.
  26. Todo el mundo tiene derecho de celebrar o no celebrar su cumpleaños.
  27. Todo el mundo recordara su nombre.
  28. Todo el mundo puede compartir lo que posee.
  29. Nadie puede compartir lo que no posee.
  30. Todo el mundo tiene derecho de tener hermanos, hermanas y padres.
  31. Todo el mundo es capaz de ser independiente.
  32. Cada uno es responsable de su libertad.
  33. Todo el mundo tiene derecho a llorar.
  34. Todo el mundo tiene derecho a ser incomprendido.
  35. Nadie tiene derecho de hacer sentir culpable a otra persona.
  36. Todo el mundo tiene derecho de ser personal.
  37. Todo el mundo tiene derecho a no tener derechos.
  38. Todo el mundo tiene derecho a no tener miedo.
  39. No derrotar.
  40. No soportar.
  41. No rendirse.
Hay gente que no sabe cual es su lugar en mundo, y viaja, va, viene, se pierde, se encuentra, se enmienda, se queja, se desarma, se llora frente a un mar, se desarma frente a un pantalla empujando el cursor hacia el punto final. Sale al sol, y se crucifica, desgarrado. Otros, simplemente, se lo inventan.

Será cuestión, de ver, de mirar al otro lado del río. Ha de pasar lo mismo en todos los lugares de este mundo; hay un límite, una frontera, un río, una línea, un muro, una pared, una valla, un alambrado que separa, que divide, y será cuestión de pensar si estamos del lado correcto.



.

Facebook-Santiago Pablo Romero publicó enAcompañantes de EL CAMINANTE Y SU SOMBRA.BLUESMAN.

Posted by violeta 14:50, under | No comments

Atrapada en unas Zapatillas…
He soñado contigo
Inmisericorde con mis sentimientos.
Lanzabas las zapatillas rotas, al mar, a través del acantilado
Una parábola perfecta, circunscrita a la envidia de los planetas
Me miro mis pies, perdidos, abandonados, doloridos
Y me noto, soltarse, un pestañeo húmedo
No puedo creer que lo veas tan fácil

Atrapado mi cuerpo de mariposa escuálida
Entre algodón danzante y callosidades pétreas.
Mordida la manzana del rojizo saber
Cuan difícil es separarse de su acuoso mordisco, del afrutado
Torrente que inunda la concavidad de tu secreto paladar
Donde nuestros flujos se unieron
Apenas siendo crisálida
Encandilados por refulgentes brillos de neones arcoíris
Se siente nebuloso, lejano, perdido, de color salmón.
Atrapo la llave de latón, cerrajero del cielo
Martilleas con la aldaba, y no tienes respuesta
La destrozada articulación te expulsó del Olimpo de las sedas
Y acribillas mi cuerpo con lanzas de cristal
Y la abulia se apodera del jardín
Y las rosas pier...

elcaminanteysusombrabluesman.blogspot.com

Siempre bella,..

Posted by violeta 8:00, under | No comments

Siempre bella,..

Siempre bella,..

de José Ramón Marcos Sánchez, el Martes, 18 de octubre de 2011, 11:57
Aunque el tiempo te recuerde el punto de partida,….y te ausentes mirando un cuerpo que no crees conocer,…..y etiquetes con disfraces lo que eres,…. añorando lo que fuiste,….nunca serás tan bonita como lo serás mañana,…como lo eres hoy,….me encontraras admirando la incontestable belleza que los años te regalan,…porque tu imagen consigue que un momento se detenga en la armonía perfecta,….que nazca mas perfecto todavía en el momento siguiente,….eres la esencia de aquello que es capaz de revivir el suspiro del silencio,…engendrado en tu elegancia,….que habita en lo sublime de la silueta de un sentimiento puro,….que se agranda con el poso de lo aprendido,….porque la piel del alma no se arruga jamás,…ni cede ante las pretensiones absurdas de lo superficial,…. de lo externo,…la vida me ha enseñado a dejar de mirar para poder ver,…porque lo mostrado es mentira,….me ha enseñado que la verdad se esconde mas allá de lo que simplemente parece,…y se halla en lo que realmente es,….y aunque el tiempo te recuerde el punto de partida,….nunca podrás ocultar que sigues siendo preciosa,….a mis ojos, siempre bella,…nunca serás tan bonita,….como lo serás mañana,…
PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez

domingo, 16 de octubre de 2011

La condición humana, André Malraux « Un libro abierto (Recomendados)

Posted by violeta 10:58, under | No comments

La condición humana, André Malraux « Un libro abierto

La condición humana, André Malraux

26 julio 2010

Entre la realidad y la ficción, aventurero, mitómano, político, ensayista y, ante todo, novelista, André Malraux (1901-1976) supo crearse para sí mismo un personaje digno de sus libros. Esa extraña singularidad que procura, excepcionalmente, una perfecta comunión entre el escritor y su obra, comunión que va más allá de las palabras y las convierte únicamente en destellos de una verdad más pura, más esencial, se hace especialmente tangible en el caso de Malraux. Este brillante intelectual francés, no contento con vivir intensamente y con participar en los principales acontecimientos de su tiempo, ni satisfecho tampoco con haber escrito un buen puñado de obras maestras, algunas de las cuales figuran sin lugar a dudas entre las mejores del siglo, se entregó a lo largo de toda su vida a la empresa de alimentar su propia leyenda, de construir un personaje capaz de recoger en sí la convulsión y agitación de toda una época. No fue el primero en proponerse tal cometido, desde luego, ni el último, y quizá su propósito no escondiera otra cosa que la tentadora jactancia del escritor que pretende introducir la ficción en la realidad y firmar la historia entera con su propio nombre; en cualquier caso, vanidad o genial excentricidad, lo cierto es que a tal obstinación debemos la existencia de una de las figuras más fascinantes y sugerentes del S.XX.
Es una tarea especialmente ardua la de intentar recoger la vida de Malraux en apenas unas líneas. En realidad hay pocas cosas que no hiciera nuestro hombre. De formación autodidacta, naturaleza aventurera e inteligencia portentosa, Malraux se relacionó desde muy joven con la élite cultural y artística europea, siendo ya a los diecinueve años editor de una colección de la editorial Sagittaire. Poco más tarde, convertido en jugador de bolsa, enriquecería primero para perderlo después todo, incluido el dinero de su reciente mujer, en un traspié bursátil; para solventarlo, organizó junto a unos amigos una expedición a Indochina con el fin de hurtar los relieves de un viejo templo y venderlos. Sin embargo, la empresa no llegaría a su término, puesto que serían descubiertos, y solo la intervención de varios intelectuales franceses permitió a Malraux librarse de la prisión y volver a Francia. Con todo, Malraux, conmovido por la situación de Indochina, volverá el 1925 a dirigirse hacia allí, donde fundará un periódico de ideología anticolonialista. Este mismo año presenciará, como reportero, la huelga de Cantón, que constituirá su primer encuentro con el comunismo chino (aunque, según parece, intervino en ella menos de lo que quiso dar a entender). Comunista él mismo de ideas muy singulares, Malraux viajó en más de una ocasión a Rusia, participó al lado de los republicanos en la Guerra Civil Española y luchó en la Resistencia Francesa contra el nazismo. Pasado este agitado lapso de la historia, habiendo abandonado ya el comunismo, Malraux, ferviente admirador no tanto de las ideas del general De Gaulle como de su persona, participó también activamente en su gobierno, llegando a desempeñar el cargo de Ministro de Cultura, de 1959 a 1969.
Pero si la figura de Malraux brilla en el horizonte con una luz única y admirable, no menos atención merece su obra, especialmente la narrativa, cuya extraordinaria fuerza literaria la sitúa innegablemente como un acontecimiento único en la literatura del S.XX. El exceso de inteligencia que en muchos casos acaba por asfixiar la originalidad de una pieza literaria, y que en Malraux es sin duda un riesgo palpable, queda sin embargo compensado por ese impulso de vida, ese arrebato de entusiasmo, que caracterizó durante toda su vida a Malraux y que constituye el perfecto contrapunto de su enorme lucidez. Y el equilibrio nunca es tan evidente como en el caso de La condición humana, la más preciosa y justamente conocida de sus novelas, cuyos méritos la hacen digna competidora –y no es un decir– de las mejores páginas de Proust, de Joyce, de Broch o de Musil.

Aparecida en el 1933, La condición humana gira en torno a los sucesos que habían sacudido China pocos años antes, en el 1927. La gran revolución que había unido el partido nacionalista Kuomintang, liderado por Chiang Kai-shek, y el Partida Comunista Chino contra la autocracia militar feudal de los conocidos como Señores de la guerra, estaba en el punto de mira del mundo entero. Algunos la contemplaban con miedo, es cierto, pero muchos otros la miraban como una promesa: la esperanza de una segunda gran revolución comunista, una revolución que traspasara los límites de Rusia y alargara su mano hacia el mundo entero. Sin embargo, las medidas que Kai-shek tomó para evitarlo fueron drásticas y brutales, y mostraron su decisión de atacar el problema en su raíz; el resultado fue una purga contra los comunistas que se selló con centenares de muertos, dando lugar a una terrible guerra civil que duraría hasta el 1950, año del triunfo comunista y del establecimiento de la República Soviética de la China.
En este marco, Malraux sigue los pasos, en una obra coral llena de recovecos y de profundidades, de un grupo de personajes, la mayoría de ellos comunistas, cuyos diversos destinos los han llevado a coincidir en estas circunstancias de violencia y de terror, que devienen el escenario perfecto de las más turbias pasiones humanas. Chen, el terrorista anarquista obsesionado con la idea del crimen; Kyo, el político comunista que sabe que de sus decisiones depende el futuro del país e incluso de la humanidad; Gisors, el anciano padre de Kyo, fumador adicto al opio, cuya tranquila desesperación lo ha llevado de los ideales del comunismo a una tristeza que se refugia en lo irreal; el barón de Clappique, el excéntrico y fingido loco que mediante la constante invención de sí mismo logra escapar de la realidad convulsa en la que vive; May, la médica cansada de ver el sufrimiento de los miserables, capaz de sacrificarlo todo por su amor a Kyo; Ferral, el orgulloso hombre de negocios francés, partidario interesado de Chiang Kaishek, para quien el sexo esconde tan solo la insaciable sed de conquista y dominación; Katow, el obrero de origen burgués que expresa a su modo, igual que Chen o Kyo, el sentido épico de toda una lucha; Hemmerlich, el hombre mediocre para quien el peso del deber frente a su familia frustra su anhelo de lucha y de sacrificio; todos y cada uno de ellos conforman el conjunto de vidas cuyo conflicto va más allá de las fronteras de una nación, penetra en el corazón de los hombres y expresa, como señala el título del libro, la incierta condición humana.
Pero esto nos acerca a la gran interrogación de la obra: ¿cuál es esa condición humana que pesa como una fatalidad sobre todos estos personajes? Malraux no nos da en realidad una respuesta definitiva, si bien apunta hacia ella en varias ocasiones. «Es muy raro que un hombre pueda soportar su condición de hombre», dirá el viejo Gisors, hablando con Ferral. Y esta afirmación alberga en sí todo un abanico de posibilidades que sitúan a Malraux en la línea más pura del existencialismo. La silueta de un destino propio se cierne sobre los protagonistas, decíamos, como un deber singular e intransferible, porque, como le responderá Ferral, «un hombre es la suma de sus actos, de los que ha hecho y de los que puede hacer. » ¿Cuál es, pues, la condición humana? Sin duda podrían darse, desde el libro mismo, diversas respuestas a esta pregunta, pero es fácil advertir que si una circunstancia es común a todos los personajes que recorren el texto, sin excepción alguna, es la soledad: la soledad absoluta de saberse frente a un destino que a nadie más atañe, de saberse responsable de las propias decisiones, o en términos sartreanos, de enfrentarse solos a la temible libertad de elegir. También la dignidad, cierto, se erige como emblema de la condición humana, pero el precio a pagar por ella es muy alto. Esto lo saben, o cuanto menos lo intuyen, todos los personajes, y por ello su lucha no será tanto para conquistar esa dignidad como para evadirse de su responsabilidad, para emanciparse de su condición de hombres sea por el camino que sea, como señalará nuevamente Gisors:
«- Quizás el amor sea, sobre todo, el medio que emplea el occidental para emanciparse de su condición de hombre…
Bajo sus palabras, se deslizaba una contracorriente confusa y oculta de figuras: Chen y el crimen; Clappique y su locura; Katow y la revolución; May y el amor: él mismo y el opio… Sólo Kyo se resistía a aquellos dominios.»
Pero la verdad es que, en la medida en que rehúyen dicha condición, todos los personajes están, al mismo tiempo, abocándose a esta, puesto que asumen el destino que se abre ante ellos, fruto de una elección particular. El problema, no obstante, es que Chen con el crimen, Katow con la revolución o May con el amor, optan por la vía del absoluto, que está destinada, de un modo u otro, al fracaso. Todo ello remite en gran medida al anhelo individualista, a la cuestión que Nietzsche proponía bajo los conceptos de la voluntad de poder y del superhombre, si bien el asunto queda aquí planteado en términos muy diferentes:
« -(…) Además, los hombres son, quizá, indiferentes al poder… Lo que les fascina ante esa idea, ya ve usted, no es el poder real; es la ilusión del buen placer. El poder del rey es gobernar, ¿no es cierto? Pero el hombre no tiene deseo de gobernar: siente el deseo de dominar; usted lo ha dicho. De ser más que hombre, en un mundo de hombres. Escapar a la condición humana, le decía yo. No poderoso, sino todopoderoso. La enfermedad quimérica cuya justificación intelectual no es más que la voluntad de potencia, es la voluntad de deidad: todo hombre sueña con ser un dios.»
La condición humana pasa, pues, según vemos, por la aceptación de las propias limitaciones y por la renuncia a la búsqueda del absoluto, puesto que la aspiración que nos lleva a él nos aleja de los demás hombres y, por ende, de nuestra propia circunstancia humana. Claro que ello no implica, ni mucho menos, renunciar a la individualidad para sumergirse en la masa anónima; por el contrario, esta sería también otra vía hacia el absoluto, la vía de Katow, que a pesar de sus virtudes acaba errando el camino, puesto que un colectivo humano sin individuos (el del sueño comunista) carece igualmente de sentido.
Desde luego, Malraux no desestimaba la idea de una revolución comunista, sino que, por contra, se sentía sinceramente inclinado (al menos en su juventud) hacia este proyecto. La misma novela que nos ocupa, si bien carece de la pátina panfletaria que muchos han querido verle, refleja de manera innegable su simpatía hacia los comunistas, que aparecen en ella con una dignidad casi épica. No obstante, tampoco debemos olvidar que Malraux se formó, como Sartre o Camus, en un pensamiento de corte existencialista, en el que el individuo queda siempre en un primer plano, y en el que el ideal comunista de una sociedad indiferenciada no llega a realizarse nunca del todo. En este sentido, ese destino colectivo que es la revolución China, con sus paisajes de revuelta y sinrazón, se torna tan solo el escenario donde convergen, como en una encrucijada, cada uno de los destinos particulares que la conforman, y que caracterizan no una colectividad sin rostro, sino una masa viva de personas convulsas y estremecidas. El conflicto se plantea para todas ellas en los términos de la tragedia clásica: cada uno de los personajes, más allá de la realidad común en la que sin duda participan, es confrontado, como individuo, a un destino propio e inalienable. Pero otro elemento, ajeno a la tragedia griega, entra en juego: la libertad; la libertad de elegir enfrentarse a este destino o rehuirlo, de aceptarlo o no, de asumir la condición de hombre entre hombres o de pretender alzarse en un dios y alcanzar el absoluto. Que este destino particular acabará por absorber a todos los hombres por igual, no hay duda de ello. La diferencia, esencial, es únicamente de actitud.
El único personaje en expresar plenamente esa condición humana que reza el título, y de aceptarla en todas sus consecuencias, es Kyo. Kyo sabe tomar las riendas de su propio destino y erguirse ante él sin subterfugios. Mientras que para Chen, Gisors o Katow el comunismo se levanta como una fatalidad, para Kyo adopta la forma de una voluntad. Kyo se sabe hombre entre hombres, pero hombre a pesar de todo; no aspira al absoluto individualista de Chen, ni al absoluto colectivo de Katow. Acepta, según hemos dicho, sus humanas limitaciones; está dispuesto a sacrificarse, sí, pero no, como Katow, por una causa abstracta, sino por otros individuos, por la dignidad de aquellos que le rodean y la suya propia. Especialmente sugestivo, en este sentido, es el pasaje en que Kyo, sabiendo que su vida pende de un hilo, acepta finalmente, después de numerosos ruegos, que May le acompañe en su cometido; en este punto, el reconocimiento de May como otra persona más, es decir, un individuo igual que él, con un destino particular comparable al suyo y una idéntica responsabilidad de elegir, y el reconocimiento asimismo de un nexo común, el amor, que los une más allá de cualquier abstracto vínculo de camaradería, consagran a Kyo de un modo definitivo en su condición humana.
Con todo, Vargas Llosa constata una impresión que muchos lectores hemos tenido sin duda: a pesar de los empeños del narrador por presentarlo así, no es Kyo el auténtico protagonista de la historia. No: es Chen, el individualista, el terrorista, este personaje fascinante vacilando entre el nihilismo y el misticismo, cuya fuerza literaria pone en relieve su silueta y lo hace resaltar sobre las páginas como un ser vivo y arcano. Chen anticipa, ciertamente, como señala Vargas Llosa, la figura del héroe de Malraux, un héroe existencialista e individualista, abocado al fracaso, pero cuya pretensión de alzarse sobre los hombres y abrazar el absoluto le concede una intensidad literaria infinitamente más seductora que la de Kyo. Y no es difícil adivinar que el mismo Malraux, que propuso a Kyo como ejemplo de equilibrio moral y emblema de la revolución humana, debía sentir a su tiempo una secreta atracción por Chen, individualista como él, para quien el sacrificio de un solo individuo es la única manera posible de movilizar los engranajes de la historia.
Junto con Chen, también otra figura de La condición humana despunta como uno de los más sorprendentes personajes de la literatura francesa del S.XX: se trata del barón de Clappique, el despreocupado, refinado y excéntrico europeo que, ajeno a las miserias de su alrededor, vive en un mundo de exótico hedonismo y diversión. En palabras de Vargas Llosa, «el barón de Clappique es una irrupción de fantasía, de absurdo, de libertad, de humor, en este mundo grave, lógico, lúgubre y violento de revolucionarios y contrarrevolucionarios. Está allí para aligerar, con una bocanada de irresponsabilidad y locura, ese enrarecido infierno de sufrimiento y crueldad». Pero Clappique es todavía más que eso. Es el cuentista incorregible, el gracioso embustero, el genial relator de aquello que nunca fue. Clappique no solo inventa historias, sino que inventa también su propia historia: su vida consiste en narrarse de continuo a sí mismo, como un personaje más de sus anécdotas. Clappique es el hombre cobarde, porque no se atreve a enfrentarse a su propio destino, pero también el hombre valiente, porque al final su personaje, su máscara, acaba cobrando vida, y se determina a sí mismo en su constante ficción.
El mismo Malraux fue a la par Chen y Clappique. Chen es el fruto de su pasión individualista, de su lucha por alcanzar el absoluto, aunque fuera a costa de la propia condición humana; el aventurero que Malraux fue no ansiaba otra cosa que deshacer el hombre en la leyenda, en el mito, alzar su nombre como insignia de todo un siglo. Clappique, por su parte, encarnó lo que tenía de mitómano, de narrador, y por supuesto de novelista; Clappique es la ficción, el sueño, la pasión de vida que su creador persiguió sin cesar, y que tal vez jamás alcanzó. Es por ello que Chen y Clappique adquieren esta maravillosa viveza que los arranca de las páginas del libro y los graba con singular precisión en la memoria del lector. Kyo encarnaba quizá el héroe que Malraux siempre quiso ser, pero con el que nunca pudo identificarse. El barón Clappique y Chen expresan, en cambio, la extraña y enigmática paradoja de este personaje que fue Malraux, que fue siempre héroe, pero que no supo sin embargo ser hombre.
Bookmark and Share

Chala Rasta " Nube Negra "

Posted by violeta 9:15, under | No comments

Miradas de la Patriagrande!: Nube Negra

Posted by violeta 9:12, under | No comments

Miradas de la Patriagrande!: Nube Negra

Nube Negra






Me acuerdo de los salvajes
que te mostraban los libros,
cuidaban a sus ancianos,
eran su tesoro más preciado.

Eran animales,
dijeron los barcos,
hay que domesticarlos
para poder exterminarlos.

El hijo de Nube Negra miró asombrado
como mataban a su padre esos soldados,
y como el pueblo entero fue esclavizado
y como todos sus dioses lo abandonaron.

Como nadie sabía lo que pasaba,
todo lo que pensaron se equivocaban.
No eran reyes que venían desde el cielo
y ahora toda la Tierra está de duelo.

Les robaron las tierras,
después las alambraron
para que no entre nadie,
ahora es un desierto abandonado.

Pasó tanto tiempo,
la herida sigue abierta,
las venas del nativo
son las sogas que atan nuestro camino.

Pero un día de otoño ellos volvieron,
gritaron por altavoces que eran los dueños.
Ahora el enemigo no es extranjero,
y el hijo de Nube Negra es guerrillero.

Como nadie sabía lo que pasaba,
todo lo que pensaron se equivocaban.
No eran reyes que venían desde el cielo
y ahora toda la Tierra está de duelo.

Como nadie sabía lo que pasaba,
todo lo que pensaron se equivocaban.
No eran reyes que venían desde el cielo
y ahora toda la Tierra está de duelo.




Letra y Música: Christian Gordillo* (Chala Rasta)
* “... Tenemos la mala costumbre de festejar el 12 de octubre como Día de la Raza. Chala Rasta propone que se festeje el 11 de octubre como último día de libertad de los verdaderos dueños de estas tierras. No vaya a ser cosa que dentro de 500 años a alguien se le ocurra festejar el 24 de marzo de 1976…”

Miradas de la Patriagrande!: Ausencia de amor

Posted by violeta 9:05, under | No comments

Miradas de la Patriagrande!: Ausencia de amor

Ausencia de amor

Cómo será pregunto.
Cómo será tocarte a mi costado.
Ando de loco por el aire
que ando que no ando.

Cómo será acostarme
en tu país de pechos tan lejano.
Ando de pobre cristo a tu recuerdo
clavado, reclavado.

Será ya como sea.
Tal vez me estalle el cuerpo todo lo que he esperado.
Me comerás entonces dulcemente
pedazo por pedazo.

Seré lo que debiera.
Tu pie. Tu mano.

Juan Gelman




Esa mujer se parecía a la palabra nunca,
desde la nuca le subía un encanto particular,
una especie de olvido donde guardar los ojos,
esa mujer se me instalaba en el costado izquierdo...

jueves, 13 de octubre de 2011

Amor prohibido,..

Posted by violeta 11:12, under | No comments

Amor prohibido,..

de José Ramón Marcos Sánchez, el jueves, 13 de octubre de 2011, 14:52
Esta noche déjame una puerta abierta para colarme en tus sueños,….para vivir permitidos esa exaltación de vida que cohabita en lo prohibido,….para amarnos desgastados en deseo contenido,….para soltar desbocadas tantas ganas calladas que hierven dentro de la pasión silenciada,…para estar dentro el uno del otro en una imagen que rompa hasta la belleza,…por imposible,…conviérteme en preso de tu cuerpo y aliméntame de ti hasta morir extasiado,…llévame hasta donde no es posible,…hacia la locura que existe en la idea de existirte,….soy quien decide ser tuyo en nuestra real fantasía,…y me cuelo sigiloso en lo mas profundo de tus anhelos,….porque deseo de ti hasta aquello que la vergüenza te impide,….porque quiero amarte el alma,…y que te sientas esa mujer que imaginó el deseo para ser representada,….hacerte reina en el reino del delirio,….esta noche déjame una puerta abierta para colarme en tus sueños,….déjame soñar contigo,…para poder existir aún siendo un amor prohibido,…
PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez.Correo y Msn: joseramonmarcos@live.com Twitter: @joseramonmarcos

velvet underground - sunday morning

Posted by violeta 8:05, under | No comments

martes, 11 de octubre de 2011

Joan Manuel Serrat - Elegía

Posted by violeta 3:14, under | No comments

Miradas de la Patriagrande!: Elegía- (del blog de Nazareno Saudade)

Posted by violeta 3:11, under | No comments

Miradas de la Patriagrande!: Elegía

Elegía




(En Orihuela, su pueblo y el mío, 
se me ha muerto como del rayo Ramón Sijé, 
con quien tanto quería)


Yo quiero ser llorando el hortelano
de la tierra que ocupas y estercolas,
compañero del alma, tan temprano.

Alimentando lluvias, caracoles
Y órganos mi dolor sin instrumento,
a las desalentadas amapolas



daré tu corazón por alimento.
Tanto dolor se agrupa en mi costado,
que por doler me duele hasta el aliento.


Un manotazo duro, un golpe helado,
un hachazo invisible y homicida,
un empujón brutal te ha derribado.


No hay extensión más grande que mi herida,
lloro mi desventura y sus conjuntos
y siento más tu muerte que mi vida.


Ando sobre rastrojos de difuntos,
y sin calor de nadie y sin consuelo
voy de mi corazón a mis asuntos.


Temprano levantó la muerte el vuelo,
temprano madrugó la madrugada,
temprano estás rodando por el suelo.


No perdono a la muerte enamorada,
no perdono a la vida desatenta,
no perdono a la tierra ni a la nada.


En mis manos levanto una tormenta
de piedras, rayos y hachas estridentes
sedienta de catástrofe y hambrienta


Quiero escarbar la tierra con los dientes,
quiero apartar la tierra parte
a parte a dentelladas secas y calientes.


Quiero minar la tierra hasta encontrarte
y besarte la noble calavera
y desamordazarte y regresarte


Volverás a mi huerto y a mi higuera:
por los altos andamios de mis flores
pajareará tu alma colmenera


de angelicales ceras y labores.
Volverás al arrullo de las rejas
de los enamorados labradores.


Alegrarás la sombra de mis cejas,
y tu sangre se irá a cada lado
disputando tu novia y las abejas.


Tu corazón, ya terciopelo ajado,
llama a un campo de almendras espumosas
mi avariciosa voz de enamorado.


A las aladas almas de las rosas...
de almendro de nata te requiero,
que tenemos que hablar de muchas cosas,
compañero del alma, compañero.
Miguel Hernández
(10 de enero de 1936)


Tristes hombres si no mueren de amores. Tristes, tristes

lunes, 10 de octubre de 2011

Necesito simplemente,...

Posted by violeta 11:38, under | No comments

Necesito simplemente,...

de José Ramón Marcos Sánchez, el Lunes, 10 de octubre de 2011, 11:09
Necesito simplemente un beso que me acaricie,…la ternura del silencio que respeta al silenciado,…el sonido calmo del cariño huérfano de codicias,…el llanto desnudo de la vida cuando duele,…de los daños que no mueren,…necesito simplemente un abrazo sin sentencia,…lo espontáneo que habita en la piel del afecto,…que no entiende de perdones o perdonados,…..que perdura perpetuo en la lealtad callada,….necesito simplemente sentir que siento de nuevo,…superar sin olvidar la soledad de los recuerdos vivos,…de los gritos olvidados,… que nunca logre olvidar,….volver a desear el amanecer del alma en el ocaso de ahora,…..y decir lo que no dije,…y asumir lo que calle,…necesito simplemente la sombra de una sonrisa,….la huella indeleble de las miradas que sueñan,…un retazo de esperanza en el envés de mañana,…el gesto cómplice de los amores secretos,…el olor envolvente de la humanidad,…necesito simplemente notar que me querrás siempre,…para volver a quererme,…necesito simplemente,…. saber que me necesitas,….
PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez.
Correo y MSN: turko1969@hotmail.es Twitter: @joseramonmarcos

Facebook...Santiago Pablo Romero Traviesos…Seamos Traviesos.

Posted by violeta 9:15, under | No comments

Traviesos…Seamos Traviesos.

El segundero recorre el círculo perpetuo. El chico despereza sus ansias de crear situaciones nuevas. La cuesta hay que subirla, arriba está los logros, hay que ser buenos, acostarse prontito, dormir mucho, estudiar más, saber de todo, respetar a todos, hacer todo lo que los demás, papá, mamá, profesores, el señor guardia, y al final el tío del saco, quieran. Y no se te ocurra hacer nada por tu cuenta, eso no hijo.

Escalones tiene la cuesta, te dices, pero bueno pongámosle color. Démosle un poco de nuevo look, unas pincitas, unas crestas harán bien pues todos reirán, aunque seguro luego lo cobran, pues no fue idea suya y entonces le habrás usurpado sus derechos de autor, jejeje.

Disfrutemos, escuchemos música, eso sí en los auriculares que si no se percatarán que no es clásica, como le gusta a papá, ni los chunguitos como a la tía Sole, ni el chunga-chub¡nga de mi hermana mayor, escucharé lo que quiera pues a mí no me gusta irme temprano a la cama, así que Morphine.

Como ellos dicen arriba está lo mejor, arriba hay que llegar para conseguir la perfección, aplicación, diversión, un chaletón, con tarjetas de mucho plástico y cuentas con más de un millón.
No nos cuenta que se arriman a los pies de la cama y piensan con cabeza de huevo como habré podido llegar a esto.
Como me habré hipotecado en este cajón de mierda, adosado eso sí, y con más letras que el libro ese del tío la lanza y el gordo del burro, que este si que es gracioso y me cae de muerte, pues el otro tiene la chola toda perdida.

Hasta se piensa que los monstruos son molinos, los monstruos son monstruos, o yo no voy a saber lo que acongoja a los mayores cuando intentan dormir y parece que tiene el baile del san vito.
Hagamos prácticas cuando no nos vean con las barbies, para que no acabemos frustrados como ellos por no haber llevado los cursillos hechos, por haberse acostado muy pronto. Que después no ven más que sombras que les erizan los cabellos en soledad, vamos lo que les he escuchado decir a los del instituto,

dársela del cinco a uno, no lo entendí hasta que los vi con cara de borregos y el internet chillando, toda la pantalla roja, el niño quiere entrar en las páginas guarras, no lo entendí serán las que se ven los niños haciendo caca, pipi, popo, y todas las cosas esas que se hacen en el wáter de Pablito que tiene un chisme para que el olor sea muy rico. Bueno lo dicho, a la cama que ya no es ni temprano, ni nada. Al final me coge el toro. Ciao.

http://elcaminanteysusombrabluesman.blogspot.com/2011/02/traviesosseamos-traviesos.html

sábado, 8 de octubre de 2011

Hungarian rhapsody 2 (Franz Listz)

Posted by violeta 19:36, under | No comments

Maksim Mrvica ~ Croatian Rhapsody

Posted by violeta 19:31, under | No comments

Maksim Mrvica - Sarabande - Hendel

Posted by violeta 19:28, under | No comments

Maksim Mrvica : Bohemian Rhapsody

Posted by violeta 19:24, under | No comments

Maksim Mrvica - Requiem Mozart (UNRELEASED SONG)

Posted by violeta 19:23, under | No comments

Nostradamus-Maksim Mrvica

Posted by violeta 19:21, under | No comments

Scorpions - Still Loving You (lyrics)

Posted by violeta 17:53, under | No comments

REM Everybody Hurts

Posted by violeta 17:43, under | No comments

viernes, 7 de octubre de 2011

Miradas de la Patriagrande!: Hora de la ceniza

Posted by violeta 20:26, under | No comments

Miradas de la Patriagrande!: Hora de la ceniza

Hora de la ceniza

No confundir, somos poetas que escribimos desde la clandestinidad en que vivimos.
No somos, pues, cómodos e impunes anonimistas: de cara estamos contra el enemigo
y cabalgamos muy cerca de él, en la misma pista .
Y al sistema y a los hombres que atacamos desde nuestra poesía
con nuestras vidas les damos la oportunidad de que se cobren, día tras día.
Poemas Clandestinos

Finaliza septiembre. Es hora de decirte
lo difícil que ha sido no morir.

Por ejemplo, esta tarde
tengo en las manos grises
libros hermosos que no entiendo,
no podría cantar aunque ha cesado ya la lluvia
y me cae sin motivo el recuerdo
del primer perro a quien amé cuando niño.

Desde ayer que te fuiste
hay humedad y frío hasta en la música.
Cuando yo muera,
sólo recordarán mi júbilo matutino y palpable,
mi bandera sin derecho a cansarse,
la concreta verdad que repartí desde el fuego,
el puño que hice unánime
con el clamor de piedra que exigió la esperanza.

Hace frío sin ti. Cuando yo muera,
cuando yo muera
dirán con buenas intenciones
que no supe llorar.
Ahora llueve de nuevo.
Nunca ha sido tan tarde a las siete menos cuarto
como hoy.

Siento deseos de reír
o de matarme.

Roque Dalton



El día en que te mueras te enterraré desnuda,
como cuando naciste de nuevo entre mis piernas...

Tags

FOLW ME

Social

videos- poemeas- noticias- homenajes

Etiquetas

Blog Archive

Blog Archive